Nacional
El caso del niño Oliver Sánchez se multiplica por miles en Venezuela
Nacional

Los venezolanos se hermanaron este jueves – lamentablemente, en el dolor – tras conocerse el deceso del niño Oliver Sánchez, víctima, más que del cáncer que padecía, de la escasez de fármacos e insumos médicos que afecta a innumerables personas en el país, muchas de ellas menores.

“Lo que le ocurrió a Oliver lo sufren muchos niños en Venezuela. Obviamente, se hizo público porque sus padres, valientemente, decidieron visualizar el caso en cuanto a la falta de medicamentos. Era un infante que padecía de una condición de salud crónica que dependía de fármacos para mantener su calidad de vida y para curarse.

Así lo explicó Francisco Valencia, presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), quien reveló que la escasez en referencia afecta en Venezuela a unos doscientos 200 mil pacientes en las precarias condiciones citadas.

“Uno de los medicamentos que demandaba Oliver y que no lograba conseguirse, el cardioxane, es un protector cardiovascular, aplicado a quienes son sometidos a tratamientos de quimioterapia. Por supuesto, al no ubicar un fármaco que resulta imprescindible, genera que la condición de salud empeore de manera irreversible, o que el tratamiento no sea completo y que el paciente – tantos niños como adultos – no logre curarse”, indicó el experto.

Que la partida de Oliver no sea en vano

“Es una situación catastrófica lo que estamos viviendo en el país y es por eso que hemos insistido ante todos los organismos que aquí y ahora la única forma para solucionar la grave situación es que se activen los mecanismos de ayuda internacional”, dijo el declarante, quien también es presidente de la asociación Amigos Trasplantados de Venezuela.

El declarante insistió en que no hay otra alternativa para paliar la crisis: “el gobierno no tiene la capacidad monetaria, no tiene la capacidad técnica para abastecer el mercado de medicamentos, para arreglar los equipos clínicos, para poner en condiciones idóneas los centros hospitalarios. Queda en manos del propio presidente de la República, como principal responsable en su rol de primer mandatario, la situación de salud en Venezuela”, sentenció el titular de Codevida.

La imagen de Oliver Sánchez se volvió conocida a través de los medios de comunicación y redes sociales cuando en febrero pasado participó, en compañía de sus padres, en una movilización capitalina que reclamaba al Ejecutivo de Miraflores aceptar la cooperación internacional en materia de fármacos. Sin embargo, tal como se ha vuelto costumbre, la actividad fue bloqueada en la plaza Venezuela. Así como la ayuda que el niño jamás recibió de las autoridades.