Nacional
El Comercio: ¿Venezuela se ha convertido en un narcoestado?
Nacional

La detención de un ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, supuestamente tratando de negociar 800 kilos de cocaína en Haití, revive la discusión sobre si el país caribeño se ha convertido en un narcoestado o va camino a serlo.

 

Por: Roger Zuzunga / El Comercio de Perú

 

La investigación de la DEA de Estados Unidos que llevó a la captura de Efraín Antonio Campo Flores, ahijado del mandatario de Venezuela, y Francisco Flores de Freitas, sobrino de su esposa Cilia Flores, duró ocho meses y se llevó a cabo gracias a un informante que los delató.

 

Ambos serán presentados ante un juez federal en Nueva York.

 

Pero el caso de los parientes de Nicolás Maduro no es el primero que sacude al régimen chavista iniciado en 1999.

Las vacas de las FARC

Hugo Chávez y el mando de las FARC Iván Márquez en una imagen del 2007 en el palacio presidencial de Miraflores.

 

“Bumeran Chávez” es el título del libro que publicó este año el periodista Emili J. Blasco, corresponsal en Estados Unidos del diario español “ABC”. Uno de sus capítulos está dedicado al narcoestado en el que se habría convertido Venezuela.

 

Basado en el testimonio del militar Leamsy Salazar, ex jefe de seguridad de Hugo Chávez, en el libro se señala que entre el 2006 y el 2007, en una reunión entre líderes de las FARC y Chávez, este decidió comprarles los cargamentos de droga que los guerrilleros traficaban.

 

“Cómprales a las FARC toda la mercancía que producen, toda la agricultura y el ganado. Págales un primer plazo de quinientos millones de dólares. ¡Le vamos a quebrar el espinazo a Uribe, pa’ joderlo!”, habría ordenado Chávez en aquella oportunidad, según el libro. Eran los tiempos en los que existía un enfrentamiento abierto entre el líder de la revolución bolivariana y el presidente colombiano Álvaro Uribe.

 

Según el relato de Salazar, las FARC entregaron algunas vacas que tenían una marca en la barriga. Para el jefe de seguridad de Chávez, no quedaba duda de que a esas reses se les había abierto el cuerpo para camuflar cocaína en sus estómagos y evitar así algún operativo antidrogas.

 

“La manera de fortalecer a los narcoterroristas era incrementando la venta de droga, y como los canales que estos habían hecho estaban siendo torpedeados por el Plan Colombia, Chávez les abrió Venezuela”, según el testimonio de un venezolano colaborador de la DEA consignado en “Bumeran Chávez”.

 

“Chávez dio entonces órdenes a los militares para que no detuvieran las operaciones que en territorio patrio iban a desarrollarse, y con el tiempo los mismos militares se metieron de lleno en ellas”, agregó.

 

Leamsy Salazar se escapó de Venezuela y hoy es informante de las autoridades de Estados Unidos.

Siga leyendo en El Comercio de Perú.