Nacional
El Nuevo Herald: Pandilleros forman ejércitos del terror en Venezuela
Nacional

Sumando hasta 150 hombres armados, muchos de ellos portando granadas y rifles de asalto, los pandilleros que ingresaron esa noche a la oscura calle 19 de abril de la Parroquia El Valle, al sur de Caracas, tenían el poder de fuego comparable al de una compañía del ejército.

Por ANTONIO MARÍA DELGADO / El Nuevo Herald

Era el inicio de Semana Santa —tiempo de reflexión y recogimiento espiritual para la mayoría de los venezolanos— pero los hombres que entraron coordinadamente por los callejones y las empinadas escalinatas del barrio Cerro Grande tenían el expreso propósito de matar.

Liderados por “Lucifer”, “Cabeza e Bruja” y el “Loco Leo”, las dos mayores bandas delictivas del sector pretendían eliminar a los integrantes de una tercera, liderada por “Franklin El Menor”. ¿Su pecado? No querer unirse a ellos, reportó la prensa local.

Así comenzó, el 21 de marzo, una ininterrumpida jornada de exterminio sistemático que se extendió a lo largo de la noche y que dejó 10 muertos, incluyendo a dos hombres que amanecieron calcinados en la calle y otro con las manos mutiladas. Entre los cadáveres también se encontraba el de “Franklin El Menor”, quien murió al lado de tres de sus lugartenientes, luego que los atacantes lanzaran una granada dentro de la precaria vivienda donde se habían apertrechado.

Asaltos masivos como éstos se han vuelto comunes en Venezuela con la gradual, y a veces violenta, consolidación de las megabandas en el país, en las que medianas y pequeñas agrupaciones delictivas se fusionan, en ocasiones a la fuerza, para formar temibles huestes de delincuentes.

La Masacre de El Valle, como fue reseñada en los escasos informes de prensa que fueron publicados al día siguiente, se produce luego de una serie de ataques recientes contra instalaciones militares y policiales, perpetradas por algunas de las megabandas para adquirir armamentos de guerra, y pocos días después de la “Masacre de Tumeremo”, donde una organización criminal asesinó a 28 mineros en el selvático estado Bolívar.

Para leer la nota completa pulse Aquí