Nacional
Elecciones presidenciales podrían estar en riesgo por la abstención
Nacional

Se estima que 10 millones de venezolanos adversan al actual Gobierno; pero si 40 % de esos electores no acuden a las urnas electorales, el presidente, Nicolás Maduro, podría reelegirse, a pesar de no contar con el apoyo mayoritario de los venezolanos. Tal es la conclusión del analista Félix Seijas

Armando Altuve | El Pitazo

Panelistas del foro “¿Es posible una transición política en 2018? Desde diferentes perspectivas” pronosticaron un año 2018 con escenarios pocos alentadores para el país | Foto: Armando Altuve
Caracas.- Ante la proximidad de las elecciones presidenciales, a la oposición venezolana le toca enfrentar un reto para ganarlas: conquistar a los electores descontentos. Se estima que 10 millones de venezolanos adversan al actual Gobierno; pero si 40 % de esos electores no acuden a las urnas electorales, el presidente, Nicolás Maduro, podría reelegirse, a pesar de no contar con el apoyo mayoritario de los venezolanos.

A esa conclusión llegó el director de la encuestadora Delphos, analista político y estadístico Félix Seijas, durante su participación en el foro “¿Es posible una transición política en 2018? Desde diferentes perspectivas”, que se realizó el jueves 14 de diciembre, entre las 9:00 am y las 12 m, en la sede de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) de La Castellana, en el este de Caracas.

Durante su intervención, Seijas comentó que gran parte de los opositores desconfían del Consejo Nacional Electoral, incluso mantienen la idea de que participar en comicios organizados por esa institución no tiene sentido porque el Gobierno no saldrá del poder o buscará cualquier mecanismo para mantenerse en el poder. Ante este escenario, el analista indicó que a la oposición le tocará reorganizarse internamente para recuperar el apoyo de sus seguidores, lo que logró obtener cuando se preparó para un referendo revocatorio presidencial en 2016 o cuando hizo un llamado a protestas durante el primer semestre de 2017. Este trabajo debe realizarse porque “el apoyo político a la oposición actualmente se ha visto disminuido”, recalcó el experto en temas políticos.

Tales condiciones, resalta Seijas, benefician al Gobierno tanto como los mecanismos que emplea para mover su maquinaria, cuya base de apoyo se estima en cinco millones de venezolanos, en procesos electorales. “El oficialismo encontró una forma para ganar siendo minoría, y esa ventaja se sustenta en la pasividad de los opositores”, advirtió.

El director de Delphos sostuvo que los venezolanos piensan que la salida a la crisis política y económica del país descansa en una “intervención internacional” y responsabilizan directamente de la situación al Presidente de la República. “Los venezolanos están buscando un héroe, que si no es un hombre que va disparando en helicóptero, es un marine”, agregó.

En medio de este escenario político, la oposición y el Gobierno hacen esfuerzos para lograr salidas a la crisis por medio de un diálogo que comenzó a principios de diciembre. En su intervención en el foro, el director del Centro de Estudios Políticos de la Ucab, Benigno Alarcón, se mostró optimista con el diálogo y consideró que la oposición, en caso de perder las elecciones presidenciales, debería buscar mecanismos para hacer que el Gobierno respete las competencias de la Asamblea Nacional.

Alarcón también hizo ponderaciones sobre las posibilidades que tiene el oficialismo. En este sentido, aseguró que al postularse nuevamente para las elecciones, Maduro no tendría un camino fácil de recorrer debido a la situación económica compleja que atraviesa el país. Por ello, apuntó que el Gobierno pudiera en este momento adelantar las elecciones, aprovechando la desorganización de la oposición y el descontento y la desconfianza de los opositores.

En el encuentro se abordó, igualmente, la situación económica del país, tema que estuvo a cargo de Tamara Herrera, economista que señaló que el escenario para 2018 en esta materia tiene “sabor de desenlace” debido a la contracción financiera que ha sufrido el país en los últimos meses. De acuerdo con su análisis, las políticas económicas del Estado, caracterizadas por el control de cambio, llevaron al país al terreno de la corrupción y a diversos males, como la hiperinflación. Comentó que actualmente el precio de petróleo ha mostrado una mejora, pero este hecho contrasta con una industria petrolera en declive. Señaló, asimismo que, de no tomarse las medidas adecuadas, la inflación podría llegar a superar la cifra de 6.000 %.

Otra intervención fundamental en el foro fue la de Elsa Cardozo, internacionalista, quien elaboró un análisis sobre los apoyos internacionales a Venezuela. Al respecto señaló que estos han estado “tibios” ante la imagen que ha proyectado el Gobierno con respecto a la violación de derechos humanos y la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente, acciones que generaron la reacción de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Cardozo precisó que la presión internacional, que promueve la oposición, necesita de apoyo interno y requiere que los líderes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se reorganicen, tengan una agenda común y movilicen a la población. Por ello, resalta que las divisiones que se suscitan en el seno de la MUD promueven también opiniones diversas entre los actores internacionales.