Nacional
Elimar Díaz: Crisis eléctrica en el Zulia es por sabotaje de CORPOELEC
Nacional

Entre cinco y siete bajones de electricidad, y dos apagones a diario ocurren en la región zuliana desde hace dos semanas

“El Guri está lleno, las iguanas se extinguieron, el Niño se fue; pero los apagones y los bajones de electricidad son el pan nuestro de cada día en el Zulia, y Corpoelec no da explicaciones sobre este problema que se agrava a diario”, dijo la diputada Elimar Díaz a propósito de la situación eléctrica en el estado.

Desde el oeste de Maracaibo, en donde junto a la alcaldesa Eveling Trejo, este sábado sostuvo varias asambleas en las parroquias Ildefonso Vásquez y Venancio Pulgar, la parlamentaria dijo que cientos de familias y empresarios en la región han perdido sus electrodomésticos a consecuencia de los “sorpresivos bajones o cortes de luz”.

Refirió que las dos últimas semanas la crisis se ha agravado en la región y hasta la fecha Corpoelec no da ninguna explicación, y mucho menos responde por las pérdidas.

“La crisis eléctrica en el Zulia es por el sabotaje de Corpoelec, esa es la única explicación posible. ¿Por qué si el Guri está desbordado de agua, ahora se intensificaron los apagones y bajones?, a diario hay entre cinco y siete bajones, y dos apagones”, refirió Díaz.

Rechazó las pretensiones del gobernador Francisco Arias Cárdenas, de que su gestión administre Corpoelec, pues el Zulia pasaría de ser el primer estado (Maracaibo específicamente) con servicio eléctrico; a ser el primero en quedar sin él.
“Eso sería la guinda de la desgracia para los zulianos; que ese señor (Arias Cárdenas) que ya va de salida, acabe en un mes con lo poco que queda del servicio eléctrico en la región”.

El gran dilema

La diputada de la Asamblea Nacional dijo que en el caso del oeste de Maracaibo, por citar un ejemplo, la gente se debate entre comer o reparar alguno de los electrodomésticos dañados por los apagones o bajones de electricidad.

“Al que se le dañe una nevera tiene que decidir entre comer a diario o guardar para repararla, y cuando reúnen el dinero ya el costo de la pieza o la reparación es otro”.

A esta situación se le suma la penumbra en la que quedan calles y avenidas cuando los cortes de luz son en la noche y madrugada, convirtiéndose en, lo que la joven parlamentaria definió como, la “boca del lobo”.

“El oeste de Maracaibo volvió a la prehistoria al caer la noche. Las carreteras y los caminos oscuros por completo; el famoso ‘Plan Cocuyo’ de Corpoelec no ha pasado ni cerca”, denunció Díaz.