Nacional
En un acto con simpatizantes del oficialismo en el Palacio de Miraflores, transmitido en cadena nacional de radio y televisión, el presidente Nicolás Maduro insistió en que no firmará la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional que fuera sancionada por la Asamblea Nacional. A juicio del mandatario, esta ley es un acto político administrativo inmoral. “Desde el punto constitucional es inmoral, criminal y en el uso de mis atribuciones como Presidente de la República, garantizaré que haya paz y justicia para las víctimas”, aseguró. Cabe recordar que en Venezuela, el Presidente de la República no tiene atribuciones constitucionales para vetar este tipo de instrumento legal. Aseguró Maduro que esta Ley fomenta la guerra de división y de odio, “si nosotros queremos paz, queremos estabilidad y tranquilidad para seguir desarrollando la agenda de las misiones y felicidad social, tenemos que garantizar que esta ley criminal sea detenida”, destacó. De igual modo, el mandatario señaló a sus seguidores que “en Venezuela no va a reinar la división y el odio, para que haya paz tiene que haber justicia”, dijo. Ley de Amnistía al TSJ El presidente Maduro firmó la Ley que fuera sancionada el pasado 29 de marzo por la Asamblea Nacional para que sea enviada a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, y se ordene la inconstitucionalidad del instrumento legal. Financiamiento a Podemos Por otra parte, Maduro se refirió a las revelaciones hechas por el diario ABC acerca del financiamiento del Gobierno Bolivariano al partido Podemos, ante lo que calificó al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, como “una basura colonialista”, al tiempo que mencionó que en los medios de comunicación españoles se tiene una guerra sistemática en contra de Venezuela.
Nacional

Este jueves se aprobó en segunda discusión el proyecto de Ley que otorga títulos de propiedad a beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) y otros programas habitacionales del sector público, tras haber sido postergada el pasado miércoles.

Esto debido al abandono de las curules por parte de miembros de la bancada de la minoría oficialista quienes exigieron la verificación nominal de quórum.

En el proyecto fueron propuestos 24 puntos para la modificación de artículos, los cuales, fueron discutidos en el hemiciclo uno a uno.

Más temprano el parlamentario Hugbel Roa (Trujillo/Psuv) recordó que el Gobierno creó una oficina especializada para acelerar otorgamiento de viviendas de la GMVV.

Posteriormente, el jefe de la bancada de Gobierno, Héctor Rodríguez, dijo retó a la fracción parlamentaria de la MUD y dijo que “tengan la seguridad de que hagan lo que hagan, construiremos 2 millones de viviendas”.

Al respecto, el diputado Jony Rahal (Nueva Esparta/MUD) aseveró que “los únicos que han hipotecado a Venezuela son los del Gobierno, a los chinos, a los rusos”.

A su vez, Rahal propuso a la bancada oficialista hacer una auditoría por cada estado del millón de viviendas construidas.

En el debate también intervinieron una gran cantidad de parlamentarios del chavismo, cuyas repeticiones lejos de aportar observaciones a cada artículo, se volvían repetitivas sobre la amenaza del presidente Nicolás Maduro de no construir más viviendas de ser aprobada esta legislación.

Comisión Parlamentaria Especial

Tras la solicitud del diputado Héctor Rodríguez (GPP/Bolívar) se realizó el voto nominal para la aprobación del artículo número 27, cuyo contenido establece la creación de una Comisión Parlamentaria Especial. El artículo 27 fue aprobado con 104 votos, mientras 32 votaron por el no.

Esta Comisión Especial será integrada por el Presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, así como por un representante de la Comisión Permanente de Finanzas y por otros 5 parlamentarios electos en el seno de la plenaria.

Entre sus funciones que se establece la ley,  destacan que tendrá un lapso de 90 días, posterior a su instalación, para realizar un inventario detallado de los distintos proyectos habitacionales ya ejecutados y en ejecución en el marco de la Gran Misión Vivienda Venezuela y demás proyectos social de carácter habitacional.

Disposición final modificada

De la misma manera, se incorporó una propuesta del diputado Julio Borges (MUD/Miranda) a la Disposición Final Primera, que establecería: “Con la entrada en vigencia de esta Ley, se condonan todas las deudas contraídas por los beneficiarios de la presente normativa. así como aquellos pago o subsidios que fueron necesarios realizar con ocasión al otorgamiento del derecho de propiedad que se regula, por ende, todas las personas consideradas beneficiarias obtendrán su título de propiedad y la realización.

En contraparte, el diputado Elías Jaua (GPP/Miranda) propuso que los deudores hipotecarios también  sean exonerados de sus deudas,  basado en el principio de la igualdad.  La propuesta fue negada.

Con información de Nota de prensa