Nacional
Enrique Márquez pide a expresidentes no acabar con la esperanza de salir de la crisis con el RR
Nacional

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional venezolana (AN, Parlamento), el opositor Enrique Márquez, pidió hoy al grupo de expresidentes designados como mediadores para un diálogo entre el Gobierno y la oposición, evitar que en Venezuela se configure un “golpe de Estado”.

EFE

“Intentar imponer una dictadura para que Maduro dure dos años más de desgobierno es un costo que muchos dirigentes y militantes del PSUV (gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela) dudan en pagar. Es hora de que los demócratas, dentro y fuera de Venezuela, se unan en una acción para salvar a Venezuela del caos”, dijo el opositor a través de un comunicado.

El también secretario del partido opositor Un Nuevo Tiempo se dirigió directamente a los expresidentes Martin Torrijos (Panamá), Leonel Fernández (R.Dominicana), y José Luis Rodríguez Zapatero (España), que actúan como mediadores de un diálogo entre la oposición y el Gobierno.

A ellos les pidió “evitar que se configure este nuevo golpe contra la democracia” venezolana.

Estas conversaciones auspiciadas por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) están actualmente en punto muerto luego de que los opositores suspendieran su participación en la última de las reuniones exploratorias que se iniciaron en República Dominicana.

Durante los últimos días algunos opositores, entre ellos el excandidato presidencial Henrique Capriles, cuestionaron el rol de Zapatero como jefe de ese grupo mediador por su supuesto rechazo a la celebración del referendo revocatorio que intentan promover los opositores contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

A juicio del parlamentario, de ese referendo revocatorio depende la estabilidad del país suramericano.

“Si aplastan la esperanza de salir pacíficamente de la crisis mediante un revocatorio, que Dios nos agarre confesados a todos los venezolanos, porque puede tomar cuerpo la lucha por la sobrevivencia, el estallido social incontrolado o un golpe militar”, afirmó.

Márquez aseguró que en el supuesto de que “la cúpula gubernamental” ordenara suspender los pasos recorridos por los opositores para el revocatorio “con trampas y leguleyismos” estaría “forrando con tacos de dinamita” las gestiones de la Unasur.

“Maduro debe responder por sus fracasos y dejar de castigar al pueblo que no tiene para comer completo, no consigue medicinas, ni puede defenderse de la delincuencia y la corrupción”, dijo.

La plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está a la espera de que el Poder Electoral responda sobre la validez de la primera de tres fases necesarias para activar el revocatorio.