Nacional
Expertos revelan que más 200 mil niños trabajan dentro de mafias delictivas en Venezuela
Nacional

En el marco del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil diferentes organizaciones como la Asociación de Trabajadores Emprendedores y Microempresario (Atraem), Centro de Divulgación del Conocimiento para la Libertad (Cedice) y la Fundación Santo Domingo quienes realizaron un conversatorio sobre este tema  y su impacto en Venezuela.  Profesoras de la Universidad Metropolitana afirmaron que más de un millón de niños trabajan en la economía informal actualmente en el país y 24 de cada cien mil adolescentes mueren asesinados.

 

Lisbeth Cordero, directiva de Atraem, explicó que la motivación de esta actividad y diferentes conversatorios realizados en las comunidades buscan visibilizar la problemática del trabajo infantil, que llega a más de un millón de niños trabajando en la economía informal y que en muchos casos trabajan más de 6 horas diarias. “No existen cifras oficiales como forma de ocultar esta realidad y tenemos como objetivo concienciar lo negativo del trabajo infantil, recordando que los afectados por esto se encuentra en situación de pobreza. Por ejemplo hace días en Catia nos comentaban que niños venden licor y chucherías al lado del CICPC, este es solo un ejemplo de la grave omisión estatal ante este mal”, dijo.

 

Gloria López, profesora del Centro de Investigaciones para la Infancia y la Familia (CENDIF), señaló que el 52% de las personas en situación de pobreza son niños, además de 1 de cada 5 infantes sufren alimentación inadecuada y 20% de las madres venezolanas son menores de edad. “Ante este escenario tan alarmante debemos concentrarnos en unificar esfuerzos para enfrentar esta realidad entes públicos, privados universidades y familia. Recordando que el trabajo infantil está mal pero debemos proteger a los niños que actualmente lo ejercen”.

 

Por su parte Yuherqui Guaimaro, también investigadora de la Unimet, reveló como una forma de trabajo infantil está involucrado con mafias delictivas que para  2006 alcazaba las 250 mil niños, esto incluye prostitución, tráfico de drogas, robo entre otros delitos, la consecuencia es los altos índices de muerte violentas donde las víctimas son menores de edad. “El símbolo del pram se han convertido es una forma de status en la comunidades y de admiración en los jóvenes, viéndolo para las familias como una forma de trabajo, tenemos que aplicar el marco legal y prohibir toda violencia contra los niños, niñas y adolescentes”, aseveró.

 

“Estos conversatorios se están llevando a la comunidades más desasistidas”

 

Los representantes de Atraem, Cedice y Fundación Santo  Domingo informaron que este tipo de actividades de concientización se están llevando a cabo de los barrios y urbanizaciones, contactando a niños así diagnosticar, y aplicar planes para erradicar las distintas formas de trabajo infantil.

Nota de prensa