Nacional
Fapuv: El Gobierno promueve nuevo conflicto universitario al incumplir acuerdos
Nacional

“El incumplimiento del ejecutivo nacional a los acuerdos suscritos con nuestra Federación y la Asociación Venezolana de Rectores, para que se levantara el conflicto nacional universitario en el 2015, obliga hoy a los gremios universitarios a retomar nuevamente -y de manera contundente- un plan de lucha gremial para exigir mejores salarios para el personal docente, empleados, obreros, profesionales administrativos y técnicos, presupuesto justo, dotación de insumos, equipos, ampliación de las providencias estudiantiles y el mejoramiento de la infraestructura física de todo el sector universitario nacional”.

Nota de prensa

Tal planteamiento lo formuló este jueves 7 de abril en rueda de prensa, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela, profesora Lourdes Ramírez de Viloria, quien refirió que el gobierno no solo incumple de manera irresponsable los compromisos contraídos en referencia, sino que ignora deliberadamente a los representantes gremiales universitarios.

“Tanto el Ministro de Educación Universitaria, Jorge Arreaza, como el Consejo Nacional de Universidades (CNU), se han negado a recibirnos para escuchar nuestros planteamientos y reclamos. En el caso del ministro, ni siquiera ha tenido la gentileza de contestar las consecutivas solicitudes de audiencia presentadas por Fapuv desde el mes de enero”, a pesar de que todos los funcionarios públicos están obligado por la Constitución de la República a dar una respuesta inmediata a cualquier comunicación que reciban. Es que ni siquiera el Tribunal Supremo de Justicia ha respondido la solicitud de un recurso de Amparo que Fapuv solicitó el pasado 10 de marzo”, dijo.
Mientras tanto, – enfatizó- la situación general de las universidades se hace cada día más insostenible en cuanto a los menguados salarios de los trabajadores, su infraestructura física, laboratorios, insumos y equipos, comedores, transporte y otras providencias estudiantiles.

Acciones a emprender
“Ante tal situación nuestra Federación ha tomado las siguientes decisiones: a) Realizar un pronunciamiento público de la Federación sobre la situación actual declarando la “Emergencia Nacional Universitaria, b) Convocar una Asamblea general de profesores de todas las universidades, el mismo día y a la misma hora, lapso durante el cual quedarán suspendidas las actividades, c) Presentar un Acta Compromiso con la Asociación Venezolana de Rectores para la defensa conjunta de la universidad y los derechos laborales consagrados en los diversos instrumentos contractuales y d) Promover un gran encuentro nacional de todas las organizaciones gremiales, sindicales y civiles para elaborar un plan de lucha en defensa de la vida”.

“Si algo ha caracterizado nuestro conflicto, son las siguientes banderas enarboladas: El Respeto al texto constitucional y los derechos consagrados en él, la defensa del salario con fundamento académico, el respeto a la condición docente y su importancia para el país, la defensa de la universidad y su calidad académica y el derecho a condiciones dignas de vida y trabajo”, advirtió.

“No cesaremos en defender el derecho a trabajar en condiciones seguras para el personal y sus instalaciones. Robos en aulas y de equipos de toda naturaleza son una constante en todas las universidades. Agudizaremos La defensa de nuestro sistema de seguridad social, hoy al borde de una crisis sin precedentes por falta de insumos y carencia de recursos por incumplimiento de derechos contractuales, consecuencia del cerco presupuestario.

Por último, la máxima representante gremial de los profesores universitarios, argumentó que “hoy la realidad nos da la razón sobre la tabla salarial que propusimos y defendimos, pues teníamos consciencia del fenómeno hiperinflacionario que se nos avecinaba. Nuestra postura no era política era en defensa de la calidad de vida de todos los universitarios. FAPUV se quedó sola, en esa lucha, porque factores políticos prevalecieron sobre los gremiales.

“Entendemos que pueden haber motivos para la desesperanza y la frustración pero los invitamos a no desfallecer, hay sobradas razones para esperar una pronta salida de este estado general de anomia. Razones hay para la crítica, para las exigencias, para el reclamo. Pero también las hay para el compromiso con la familia, la universidad y el país”.