Nacional
Foro Cambio Democrático: es fundamental replantear la política de la MUD
Nacional

Proponen conformar una dirección opositora que pueda ser integrada por Américo Martín, Eduardo Fernández, Rafael Simón Jiménez, Ramón Guillermo Aveledo, Claudio Fermín y Enrique Ochoa Antich

“Si algo nos enseña el resultado de las elecciones del pasado 15 de octubre, es que la oposición ha señalado los objetivos a lograr pero adoptando las estrategias equivocadas”, señaló Jorge Lepage, coordinador nacional del Foro Cambio Democrática, quien agregó que “hemos transformado el hecho político en algo complicado y de difícil comprensión para el electorado, lo cual causa confusión y desmoralización entre aquellos compatriotas que comprenden la necesidad de un cambio, pero dudan en los mecanismos que lo pueden producir, en consecuencia, muestran reticencia o escaso ánimo ante las propuestas que la gran parte de la dirigencia opositora trata de transmitir”.

En opinión del FCD “La misma dirigencia opositora que, poco a poco, fue transformando un gran triunfo, elecciones de la Asamblea Nacional el 2015, en una innecesaria derrota el pasado 15 de Octubre. De ahí la inmediata necesidad de hacer la debida autocrítica, sin evadir responsabilidades, para comprender y, hacer comprender, el por qué nos urge una profunda rectificación, sincera y despojada de resabios y chivos expiatorios, que ayude a retomar con mayor eficacia la Ruta Electoral y Democrática y, que sea capaz de producir el desplazamiento de la Tiranía, que paso a paso asume prácticas dictatoriales, que en vez de amainar la profunda crisis que hoy atenaza nuestra República, termina agudizando las contradicciones que alejan a nuestra  sociedad de una recuperación necesaria y urgente”.

Desde el FCD resaltan cuatro elementos, que consideran fundamentales, para explicar los resultados del pasado 15 de octubre. “El brutal y grosero abuso por parte del régimen de un sistema electoral que cada vez se hace más perverso en su proceso e ingeniería previa y, el cual ha pasado de ser  ´ ´el sistema electoral más confiable del mundo ´ ´, a un sistema susceptible de ser manipulado por quien detenta el poder cuasi-absoluto a menos que el electorado opositor participe masivamente .”, como lo puso en evidencia lo ocurrido en el estado Bolívar.

El segundo elemento que apuntan es “la erosión continua que se produjo dentro del electorado opositor, producto de una práctica  olítica dirigente, basada en la popularidad a todo costo y la incoherencia en el mensaje opositor. Inmediatamente a la victoria de las elecciones del 2015, se comenzó, nuevamente, la política de los atajos, que condujo a un error tras otro y que terminó produciendo desánimo y desilusión, que bien se hubiera podido evitar, si se hubiese escuchado muchas voces que desde la propia oposición se elevaron para advertir las incongruencias que estaban labrando el camino de la desesperanza y, el cual a su vez, alimentaba la  estrategia del gobierno de menoscabar las fortalezas de la oposición.”.

La abstención es el tercer elemento a considerar por los integrantes del FCD. “La abstención, si bien fue alimentada por todas las  esperanzas frustradas que dirigentes opositores se encargaron de crear, también fue potenciada por la predica pueril de considerar al régimen en sus últimos estertores y que basta con mantener la calle sin retorno, sumado a la presión internacional, para consumar la caída de la dictadura, invocando, incluso, una intervención militar extranjera, de paso rechazada por la mayoría de los gobiernos latinoamericanos. Esto, además de la irresponsable predica abstencionista de algunos voceros de la oposición, al final, produjo una apatía electoral en una parte importante del electorado opositor, que termino restándoles los votos necesarios a los candidatos de la oposición para ganar sus respectivas gobernaciones.”.

También le ven algo positivo a lo ocurrido el 15 de octubre, pues “no obstante todas las condiciones adversas que tuvimos que  enfrentar para las elecciones del 15-O, logramos triunfos en 5 gobernaciones, lo cual evidenció que la tiranía no es invencible, pues esos triunfos demostraron que una adecuada gestión del proceso electoral, en su conjunto, es capaz de neutralizar y frenar los obstáculos que el régimen (Gobierno, CNE, FAN, TSJ y PSUV) le imponen al electorado opositor”.

Esta ONG ratifica su compromiso con la Ruta Democrática y reconoce el voto como instrumento fundamental para lograr el desplazamiento de la tiranía. Esto sin negar otros mecanismos de lucha (la calle pacifica como elemento reivindicador de las luchas sociales, la acción internacional como mecanismo de presión y apoyo a la lucha democrática que libra la oposición, el dialogo y la negociación, etc.) indispensables para lograr consolidar una sólida mayoría electoral. Al mismo tiempo FCD considera indispensable reconducir el liderazgo opositor y colocar a personas de amplia trayectoria política y partidista como ductores de las políticas que conduzcan a la consolidación de una nueva mayoría.

Consideran que se hace necesario colocar a personalidades reconocidas y respetables, capaces de generar las políticas y la confianza necesaria para reactivar el espíritu de cambio presente en la gran mayoría de los venezolanos. A tal efecto propone a Américo Martín, Eduardo Fernández, Rafael Simón Jiménez, Ramón Guillermo Aveledo, Claudio Fermín y Enrique Ochoa Antich, como personalidades con capacidad, experiencia política, representantes de corrientes políticas que han marcado la historia democrática de nuestro país y, también, conocedores de las dinámicas partidistas, los cuales, en las circunstancias excepcionales en las que se desarrolla actualmente la política en nuestro país, serían capaces de indicar políticas acertadas, fundamentalmente revestidas de un carácter unitario. Esta dirección estaría complementada, en sus ejecutorias, por los partidos políticos, los sindicatos, los gremios, las asociaciones de productores, federaciones estudiantiles.

Igualmente FCD propone incorporar a aquellos sectores que dentro del chavismo hoy mantienen una posición crítica frente al régimen de Nicolás Maduro. Consideramos urgentes producir cambios que denoten una nueva dinámica en la oposición y permitan vitalizar y priorizar la dinámica electoral para los próximos eventos por venir. Igualmente, FCD considera que se impone una presión interna, con apoyo de las instancias internacionales, que garanticen procesos electorales con condiciones de igualdad para las partes en  competencia.

Por último, FCD señala que no es momento de parcialidades o cálculos particulares. Las actuales condiciones del país, con un  régimen cada vez más dictatorial, nos impone una práctica política que mire a los intereses fundamentales de nuestra Nación y, sólo mediante la comprensión de fomentar una verdadera Unidad , mas allá del evento electoral, lograremos dar respuestas a las urgentes necesidades de todos nuestros compatriotas.