Nacional
Fundahumanos: A votar contra el caos
Nacional

Declaración de la Fundación para la Defensa de los Derechos Humanos (FUNDAHUMANOS) y del Foro Cambio Democrático

 

1.    Maduro nos lleva ciegamente hacia el caos. Inseguridad, hiperinflación, escasez, colapso de todos los servicios públicos (que ahora incluye el transporte público), desnutrición, pobreza, atraso, corrupción.

 

2.    Este caos ya sistémico tiene una causa última: la incapacidad del gobierno para llevar adelante una reforma macroeconómica que supere los controles (comenzando por el control de cambio) y rediseñe una economía social que a la vez de respetar las leyes del mercado que desarrollen las fuerzas productivas, asegure mediante subsidios directos la atención a los más débiles sociales: niños, ancianos, enfermos, y aquéllos que componen la cada vez más ancha franja de pobreza extrema.

 

3.    Tal incapacidad proviene de dos fuentes: la terquedad ideológica y la presencia degrupos de interés, verdaderas mafias que actúan concertadamente para impedir el cambio del status quo.

 

4.    El caos puede conducir al colapso: del gobierno, y esto deberían pensarlo aquéllos que dentro del chavismo madurista aspiran trascender esta coyuntura como proyecto político y perdurar en el tiempo, pero también de la república, de la nación, y esto debería verlo aquella oposición que está interesada en que la transición a una democracia plena se haga pacífica y democráticamente. Las resultas de los colapsos políticos y sociales son siempre imponderables con protagonistas que suelen ser inesperados.

 

5.    Algunos sectores extremistas podría decirse que propician el caos soñando con el colapso del gobierno: quieren volver a la calle violenta, no importa cuántas más muertes provoque, y convocan a la abstención delirando con una supuesta deslegitimación del gobierno que llevaría a su colapso (sin percatarse de que la abstención sólo deslegitima a quien la predica).

 

6.    Los sectores democráticos de la oposición: en la MUD, en el chavismo crítico, en los vastos sectores despolarizados independientes, deben ser firmes en la defensa de la ruta democrática, es decir, pacífica, electoral, civil, y sin tutela imperial alguna. El caos y el colapso son contrarios a una transición política acordada, y sólo si es acordada, pacífica, electoral, esa transiciónserá exitosa. El colapso y el caos no atraerán las inversiones de capital que los venezolanos, en particular los más pobres, requerimos con urgencia para bajar la inflación y crear empleo estable y bien remunerado.

 

7.    La ruta democrática presupone la participación de todos en la elección de gobernadores, entre otras razones porque se trata de una estrategia que presupone un proceso de progresiva acumulación de fuerza (política, social, institucional). En esa perspectiva, la conquista de una mayoría de gobernaciones por parte de las fuerzas democráticas del país constituye un objetivo invalorable. Por eso, FUNDAHUMANOS invita a votar el próximo domingo.

 

8.    Abstenerse es, al menos en la coyuntura actual, una táctica contraria a la ruta democrática. Cada abstención es un voto para el gobierno. Cada abstención es un voto para el régimen autoritario con prácticas neo-dictatoriales pero de origen electoral que pretende perpetuarse como sistema hegemónico en nuestro país.

 

9.    Un gobierno que no ha sido capaz de asegurar el normal funcionamiento de los más elementales servicios de agua y electricidad, no merece nuestro voto y menos nuestra abstención. Un gobierno que ha violado los derechos humanos masiva y sistemáticamente, no merece nuestro voto y menos nuestra abstención. Así que todos a votar contra el caos.

 

10. Votar no contradice para nada la lucha pacífica de calle, sí la calle violenta en la que creen algunos sectores extremistas. La principal manifestación de calle será la de las colas de electores frente a los centros de votación.

 

11. La oposición democrática, en la MUD y más allá de la MUD, debe realizar una profunda crítica y autocrítica de las estrategias extremistas que, en una inútil calle de violencia y sangre, sólo han servido de caldo de cultivo para el abstencionismo que hoy amenaza la votación democrática. La victoria democrática en las elecciones regionales habría sido mucho mayor de no haberse estimulado estas prácticas funestas.

 

12. Votar supone a la vez diálogo, negociación y acuerdo que deben ser amplios e incluir a todos los sectores políticos, civiles y sociales. Desde FUNDAHUMANOSapoyamos todos los esfuerzos que se hagan en este sentido, antes, durante y después de las elecciones regionales. Ya está bueno de aceptar el chantaje de algunos sectores extremistas de la MUD que pretenden criminalizar la posibilidad de que gobierno y oposición acuerden una transición democrática, como la inmensa mayoría del país reclama.Los gobernadores electos y los alcaldes que elegiremos dentro de poco habrán de ser base de la reconciliación y unidad de todos los venezolanos.

 

Amigos de FUNDAHUMANOS:

Rafael Simón Jiménez

Nícmer Évans

Pedro Pablo Fernández

Felipe Mujica

Francisco Kico Bautista

Wálter Boza

Daniel Santolo

Rafael Mac Quhae

Manuel Guacarán

Adolfo Orozco

 

Por el Comité Operativo del Foro Cambio Democrático:

Jorge Lepage

Ricardo Ríos

Bruno Gallo

Leonardo Morales

Luis Felipe Milano

Víctor Baptista

 

Por la Junta Directiva de FUNDAHUMANOS:

Enrique Ochoa Antich

Gustavo Hernández

Rafael Curvelo

Yimi Longa