Nacional
Giordani y Navarro, muestra como el PSUV se cae a pedazos
Nacional

Dirigentes políticos de la oposición indicaron hoy que ven un “resquebrajamiento” del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), luego de que un exvicepresidente y un exministro del presidente fallecido Hugo Chávez (1999-2013) cuestionaran el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Evidentemente eso se había resquebrajado desde hace ya algún tiempo, la precariedad del liderazgo de Maduro, desde el mismo momento en que Chávez lo ungió, empezaron ya las rivalidades y las fricciones”, dijo a Efe el secretario adjunto de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón José Medina.

El exministro Héctor Navarro fue suspendido como miembro de la Dirección Nacional del PSUV, luego de que ayer manifestara su apoyo al exvicepresidente de Planificación Jorge Giordani y reclamara que se investiguen las denuncias de corrupción hechas por éste en una carta pública.

Esto “evidentemente es señal de mucho más resquebrajamiento del que podíamos pensar, porque eso anuncia una división mucho más clara”, dijo el secretario adjunto de la organización que agrupa a la mayoría de los partidos de oposición.

Por su parte, el presidente del partido opositor Copei, Roberto Enríquez, consideró que la situación interna del partido de Gobierno es un “síntoma” de “un proceso de destrucción de los partidos políticos”.

“Lo único que está demostrado en el caso de Giordani es la descomposición interna tan grande que tiene”, agregó.

Para Enríquez, la situación del Partido Socialista “no tenía precedente en Venezuela, un partido intentando sustituir al Estado venezolano obviamente esa es una bomba que va a terminar explotándoles en su propia cara”.

Lo que ocurre con el partido de Gobierno, según el presidente de Copei, “es la intoxicación del exceso de poder” y apuntó que “el PSUV ya empezó a reventar”.

Por su parte, el excandidato presidencial Henrique Capriles dijo que el partido de Gobierno considera la honestidad y la rendición de cuentas como un delito.

“Para cúpula Gobierno y partido que alguien pida que rindan cuentas y hable de honestidad es delito! El cambio es tener un Gobierno honesto!”, escribió el líder opositor en su cuenta de la red social Twitter. EFE