Nacional
Gobierno quiere seguir la fiesta de corrupción con la emergencia económica
Nacional

El diputado por el Estado Zulia Omar Barboza dijo que los problemas económicos del pueblo venezolano no han sido resueltos con este decreto y sus prorrogas inconstitucionales

El objetivo del decreto de emergencia del gobierno nacional es seguir manejando el dinero público sin ser sometido a los controles constitucionales y continuar con “ la fiesta de la corrupción que tanto daño le ha hecho al pueblo de Venezuela”.

Así lo manifestó el diputado por el Estado Zulia, Omar Barboza, en el debate sobre una nueva prórroga de 60 días para el decreto de Emergencia económica y Estado de Excepción en el país, ordenada por el gobierno nacional que ya fue publicado en Gaceta Oficial y entró en vigor a partir del 12 de septiembre de 2017.

“El gobierno nuevamente viola la Constitución que expresa la competencia de la Asamblea Nacional de aprobar o no esta solicitud, que ya ha sido negado 10 veces por el parlamento y las limitaciones constitucionales que señala que solo tendrá una prórroga de a 60 días y vamos para dos años con la emergencia económica, recurriendo el régimen a poderes ilegítimos y fraudulentos como el TSJ o la Constituyente para su aprobación”.

Dijo que los problemas económicos del pueblo venezolano no han sido resueltos con este decreto y sus prorrogas inconstitucionales, porque la situación de crisis en el país cada vez es más grave. “La política monetaria es una de las cosas que está afectando seriamente al pueblo de Venezuela. El régimen no ha sido capaz de poner en circulación el efectivo que necesita la economía y esto está causando estragos en la práctica y el desarrollo económico de los venezolanos”.

Agregó que en cuanto a la política fiscal el Banco Central de Venezuela sigue aplicando “irresponsable” la emisión del dinero inorgánico, sin ninguna justificación e ilegalmente, para financiar la nómina de PDVSA y otros entes públicos.

Precisó que en materia no se justifica que el dólar paralelo esté por encima de los 20 mil bolívares y exista el dólar a 10 bolívares, solamente para que sea manejado por una cúpula muy pequeña que se beneficia de la corrupción y del hambre que están pasando los venezolanos. “En cuanto a la política social, lo que hay es hambre y escasez. Este es el resultado de una política de emergencia económica que supuestamente iba a resolver estos problemas”.

Por último, señaló que este decreto de emergencia económica no solo viola la constitución al desconocer las atribuciones de la Asamblea Nacional, sino que los resultados están a la vista. “No hay efectivo, ni gasolina, y como solución mágica sacan el plan conejo. La precondición para que los problemas económicos, sociales, de respeto a los derechos humanos en Venezuela se resuelvan es el cambio de gobierno”.

Con información de nota de prensa