Nacional
González acata decisión de Supremo venezolano sobre defensa de opositores
Nacional

El expresidente del Gobierno español Felipe González, quien se encuentra en Venezuela para apoyar la causa de los opositores presos, dijo hoy que acata la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que señaló que no podrá ejercer como profesional del derecho en el país.

“Acepto la jurisdicción venezolana, es en base a ella que hice la propuesta de participar como asistencia técnica. Creo que es un derecho de la defensa, pero respeto y acato la decisión del Tribunal Supremo de Justicia”, dijo González durante una breve rueda de prensa en la que comentó la resolución del Supremo venezolano.

La presidenta del TSJ, Gladys Gutiérrez, reiteró el domingo que González “no podrá ejercer como profesional del Derecho en una causa penal” en Venezuela ya que, a su juicio, “vulneraría la Ley de Abogados y la certificación de título profesional que exige la Carta Magna para ejercer dicha profesión en nuestro país”.

“No estoy de acuerdo con la resolución porque yo pedía una participación con una figura política que está dentro de la ley venezolana, no podía ser de otra manera, y protegida por la Constitución”, señaló hoy el exdirigente socialista español.

González agregó que, a pesar de su disconformidad, con la resolución, la “respeta plenamente” y que la misma le deja “excluido de cualquier tipo de participación” en la defensa del dirigente opositor Leopoldo López y del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, también preso, pero en régimen domiciliario.

Una petición, la de formar parte del equipo de abogados de los opositores, que “nunca” solicitó, agregó.

“No me quedará otra que hacer esfuerzo en ámbitos internacionales que obligan jurisdiccionalmente a Venezuela, como a España, como a Colombia, o como a Grecia”, añadió.

Señaló que tratará de visitar a Leopoldo López y a su compañero en el partido Voluntad Popular, Daniel Ceballos, presos y acusados por diversos incidentes durante los cinco meses de protestas que tuvieron lugar en el país desde febrero de 2014.

“Voy a intentar visitar a Leopoldo (…) y si pudiera a Ceballos, incluso voy a intentar estar presente en la vista oral”, sostuvo, antes de afirmar que ese encuentro tendrá lugar si tiene “la autorización correspondiente para hacerlo”.

“Se está tramitando esa autorización, de la que espero tener una respuesta, porque en contra de la desautorización no haré nada y en la ausencia de autorización veré”, argumentó.

La próxima audiencia de López está prevista para el próximo miércoles.

González ofreció estas declaraciones después de reunirse durante más de una hora con los integrantes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Caracas y en la que escuchó el análisis opositor de la situación política, económica, social y de los presos que forman parte de la alianza.

“También me he enterado de cuáles son las prioridades del proceso electoral en el tiempo previsto para la Asamblea (…) puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con el fondo del análisis de las necesidades, incluidas las prioridades electorales”, señaló.

El expresidente del Gobierno español llegó el domingo a Venezuela con la intención de incorporarse, en calidad de “asesor técnico externo”, al equipo legal que se encarga de defender a López y Ledezma, una posibilidad que le da, según uno de los abogados del líder de VP, Juan Carlos Gutiérrez, “plenas facultades de asistir a la sesión como público”.

La llegada a Venezuela de González ha generado el rechazo de, entre otros, el presidente del país, Nicolás Maduro, que ha calificado la misma de “intervencionismo” en los asuntos internos de la nación petrolera.

Fuente: EFE