Nacional
Gremios critican razones sobre compras de medicinas a la OPS
Nacional

GILBERTO CARREÑO
El anuncio del ministro para la Salud, Luis López, sobre la decisión del Gobierno de acudir ante la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para comprar por su intermedio medicamentos en el exterior, a fin de paliar la crisis de abastecimiento de fármacos que reclama la población, lejos de propiciar el debate sobre la conveniencia o no de la medida, provocó críticas en distintos sectores representativos de los diferentes agrupaciones del ramo y de la salud en general, quienes se pronunciaron ayer, especialmente en relación a la forma como anunció el ministro dicha decisión y la justificación sobre la vía de compra.

Codevida rechaza

A través de un comunicado emitido este martes, la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (Codevida), rechazó en primer lugar las acusaciones del ministro López contra el presidente de esta agrupación que aglutina a un centenar de ONG, Francisco Valencia, a quien acusó de ser un “asalariado” de una empresa farmacéutica. Por otra parte, critican que el ministro no haya ofrecido detalles para no aceptar la asistencia humanitaria “a fin de evitar que más de 300 mil personas quedaran sin los medicamentos necesarios por un año para tratar enfermedades crónicas, incluyendo personas trasplantadas, con hemofilia, cáncer y VIH.

Farmacéuticos desmienten

Sobre el argumento del ministro, de que las sanciones impuestas contra el Gobierno impedirían las compras en el exterior, se pronunció la Federación de Farmacáuticos afirmando que el desabastecimiento de fármacos en el país es una situación que Fefarven y distintas ONG vienen alertando desde hace muchos años y que “no es una problemática que se originó en 2017, cuando Estados Unidos, países del Grupo de Lima y la Unión Europea comenzaron a aplicar sanciones financieras contra el Gobierno”.

Por su parte el presidente de la cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar), Tito López, aseguró que la falta de medicamentos en el país se debe a la baja disponibilidad de divisas facilitadas por el Ejecutivo para adquirir las materias primas de las que depende en un 98% la fabricación de medicinas que son requeridas en los centros de abastecimiento y en las clínicas y hospitales del país.
El Universal