Nacional
Guri cerró enero con su peor descenso histórico
Nacional

Luego que el ministro de Ecosocialismo y Aguas señalara que el país transitó el séptimo período más seco de los últimos 40 años -entre 2013 y 2015- las alarmas se encendieron por el nivel “crítico” de 18 diques. Sin embargo, los especialistas advierten que el “abuso continuado” en el requerimiento de la generación del Guri -que provee 67% de la energía eléctrica del país- fue lo que llevó a que cerrara enero con su peor registro de caída al menos en una década.

Por: El Tiempo

La estadística ofrecida por el consultor internacional de energía, José Aguilar, refleja que el mes pasado la represa descendió 3,33 metros, cuando por ejemplo en 2010, fecha de la crisis eléctrica, el retroceso en igual mes fue de 3,28 metros, al contrario de 2006, cuando subió 0,44 metros. Añadió que los reportes señalan también que el caudal que nutre el embalse tuvo el descenso más severo en 66 años (desde 1950 se llevan estadísticas detalladas del comportamiento del río Caroní).

Aguilar explica que aunque el Gobierno reporta tres años de sequía, el Guri suma el 21 meses de ciclo hidrológico desfavorable, pero aclara que en condiciones normales esto no debería ser problema, por cuanto la represa fue diseñada para soportar 32 meses de pocas lluvias.

Indica que las autoridades, en lugar de iniciar un ciclo de resguardo del embalse, activando la generación termoeléctrica (plantas a combustible) o racionando, forzaron el uso del Guri, ya que en lugar de mantener la generación en los 40 mil Gigavatios hora (GwH) anuales previstos para soportar tres años de sequía, en los últimos dos años le exigieron 93 mil GwH, es decir, un excedente de 13 mil GwH.

Refiere que esta situación tiene la cota en 152,80 metros sobre el nivel del mar (msnm), cuando pudiera estar en 262,10 msnm. “Lo preocupante es que a este nivel, al embalse le queda 32% de su volumen útil, capacidad insuficiente para que dure hasta finales de mayo, cuando típicamente se entra en el período de lluvias”, dijo.

Tanto Aguilar como Miguel Lara, exgerente general de la Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados, indican que la situación se agrava, porque los megavatios (MW) de origen termoeléctrico incorporados no están operativos.

Racionamiento
Al sopesar la situación del Sistema Eléctrico Nacional, Lara refiere que actualmente se cuenta con 34 mil MW instalados, pero “a duras penas se generan 17 mil MW para cubrir la demanda, de los cuales sólo 6 mil son térmicos, ya que hay unos 11 mil MW de este tipo no disponibles”.

Denuncia que el modelo de gestión propuesto para resolver la crisis energética fue un fracaso, ya que no se atendió el mantenimiento, se compraron plantas con sobrefacturación y además no se dispone del combustible para operarlas.

Como resultado del uso continuado del Guri, desde el 11 de septiembre de 2015, el embalse viene registrando mínimos históricos. Nunca había estado tan bajo para esta época”.

José Aguilar
Experto eléctrico

Ambos especialistas coinciden en que es urgente un plan nacional de racionamiento para evitar el colapso del Guri y la inmediata publicación de las estadísticas del sector.

El ministro de Ecosocialismo, Ernesto Paiva, informó que “intensificarán” las acciones para lograr que el agua que hay disponible en los embalses permita llegar hasta abril, mes en que esperan comiencen las lluvias. El despacho eléctrico además insistió en llamar al uso racional del servicio.

800 megavatios de potencia ha perdido la represa El Guri por el abuso en el requerimiento de generación en los últimos dos años. El experto José Aguilar explica que esa pérdida obedece a que el dique está operando a una cota de 152,80 metros sobre el nivel del mar, lo cual no le permite elevar su capacidad de producir electricidad.