Nacional
Han sido destituidos 15 jefes policiales por ser “permisivos”
Nacional

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, informó que han sido destituidos 15 jefes policiales en el país por ser “permisivos ante la falta disciplinaria de sus subalternos”. Esto lo declaró en un encuentro con efectivos policiales en el marco de la consulta del Plan Nacional de Derechos Humanos en Caracas.

“Hemos iniciado una cruzada de inspección para revisar todo el sistema de actuación policial. Primero formamos 180 funcionarios para inspeccionar nuestras propias policías. Comenzamos con la región central, hemos inspeccionado 20 policías y hemos encontrado en las oficinas de actuación policial, las que se encargan del sistema de disciplina, expedientes engavetados. Y vamos a ser implacables, y el viceministerio que lleva a su cargo, la destitución de 15 jefes de policías por ser permisivos ante la falta disciplinaria de sus subalternos”, explicó el titular de Relaciones Interiores, Justicia y Paz.

En este sentido, exhortó a los 27 mil funcionarios policiales del país a no permitir que “una minoría pretenda tener doble moral. Aquí, ó somos policías o somos delincuentes. Vinimos a ser policías”.

Además, comentó que hoy en día los cuerpos policiales tienen universidades donde aseguró se enseña en su agenda diaria la tarea de defender los Derechos Humanos y que “hemos sido los primeros en castigar y sancionar a nuestros hombres que se desvían de ello”. También resaltó que desde la Operación Liberación del Pueblo, “nunca se van a violar los derechos humanos”.

Por otra parte, aseguró que desde los cuerpos de seguridad del Estado y desde el Gobierno Nacional “no tenemos deudas con aquellos que han cometido (delitos). Están tras las rejas, han sido puestos a la orden de la justicia y el sistema judicial venezolano se ha encargado de ellos”.

La “transformación del hampa”

El ministro González López aseguró que el hampa en el país ha vivido una “transferencia de cultura” que vino al país “inoculada por drogas, narcotráfico, dólares con fines políticos para hacer daño, para ocupar una cultura, que repito, no es de nosotros (…) Esa hampa, no es aquella, no es aquella hampa que teníamos, que era nuestro pueblo invisibilizado por ellos mismos”.

“Nuestro país está pasos adelante (en Derechos Humanos) con relación a otros países del mundo. En décadas anteriores no se podía ser disidencia ni levantar la voz porque los desaparecían. No había espacio para el poder popular (…) Aquí hay derechos humanos”, reiteró el ministro.

FUENTE: EL UNIVERSAL