Nacional
Hasta finales de julio se producirán maltas y cervezas
Nacional

La situación en Empresas Polar es compleja. Sin dólares para la importación de materia prima, los inventarios están quedando en cero, las líneas de producción se están paralizando y un conflicto sindical amenaza la distribución de lo que aún se logra manufacturar. Desde abril no llega un solo cargamento de cebada, malteada y lúpulo a la planta de San Joaquín. El máximo de inventario de estos insumos que se compran en países de temperaturas frías como Alemania y Checoslovaquia, es de cinco a seis semanas. Lo que se traduce en que hasta finales de julio se producirán maltas y cervezas.

Por: Dayrí Blanco.

Pero la paralización podría adelantarse. La industria Metalgráfica, del mismo grupo empresarial, que se encarga de la manufactura de las chapas para las botellas, tiene materia prima solo por una semana, debido a la falta de dólares para la importación de las láminas de acero que desde hace más de cinco años no les suministra Sidor por no tener la capacidad operativa. También se ha tenido que sortear con los problemas de escasez de repuestos para las maquinarias.

Paralizada distribución

Arquímedes Sequera, presidente del sindicato de la planta de San Joaquín, dijo que se trabajará al 100% hasta el último día del inventario. Se producen semanalmente 19 millones de litros entre cerveza y malta, que desde este viernes no podrán ser colocadas en la red de comercialización por la toma indefinida de las cinco agencias de distribución que realizaron integrantes del Sindicato Único Regional de Trabajadores del Territorio Centro Polar, quienes exigen la firma del contrato colectivo.

Esta acción provocará que se dejen de vender diariamente 15 mil cajas que salen desde la agencia de La Isabelica, 25 mil de La Quizanda, 40 mil de La Guacamaya, 15 mil de Guacara y 20 mil de Puerto Cabello, para un total de 110 mil cajas, de las que 70% corresponde a cervezas y 30% a maltas, detalló Richard Palacios del Sindicato Único de Profesionales y Trabajadores de la Industria de Bebidas Cervecera y Refrescos (Sutraba). Exigió junto a un grupo de compañeros el respeto al derecho al trabajo.

Fuente: El Carabobeño