Nacional
Hecder Lugo, cuarto caído en protestas de Carabobo
Nacional

Las tragedias se apilan. Los accesos a la emergencia de la clínica Valles de San Diego estaban atestados. Familiares, amigos y medios se movían de un lado al otro a la espera de noticias. Durante un breve inciso Hector Lugo, médico y padre de la víctima, se aproximó a la prensa para ofrecer declaraciones.

Con voz queda y pausada envió un mensaje a los venezolanos. “Cuiden su vida porque en las protestas están matando a quienes están apoyándolas. Los están matando de ambos bandos. La verdad necesitamos un cambio, alguien nuevo que nos pueda llevar fuera de la crisis”, señaló.

El aviso fue inesperado. Mientras finalizaba sus declaraciones solicitaron que ingresara al recinto médico, allí le notificaron que su hijo había muerto. La impresión lo derrumbó. Lugo tuvo que ser internado para estabilizarlo.

Hecder Lugo, de 22 años, falleció cerca de las 9:20 a.m. de este jueves 5 de mayo tras permanecer más de 16 horas bajo observación médica. Estuvo la mayor parte del tiempo entubado. Media hora antes de que se declarara su muerte experimentó taquicardias. Trascendió que un paro respiratorio habría fulminado al joven, convirtiéndolo en el cuarto carabobeño caído durante el periodo de las protestas antigubernamentales, iniciadas en abril en la región.

LOS PREDIOS DE UNA TRAGEDIA

Hecder Lugo vivía en Los Arales, San Diego. Una llamada llegó a su teléfono pasadas las dos de la tarde y se dispuso a salir. Tomó una franela vino tinto, mezclilla azul clara y zapatos de goma y partió. En dos horas su destino cambió, se había dirigido a El tulipán donde la muerte le acechaba. “Él nos dijo que volvería pronto. Lo habían llamado. Nosotros jamás pensamos que la siguiente vez que lo veríamos sería en una sala de emergencias. Salió cerca de las 3:00 p.m. y nos avisaron que o había herido casi a las 5”, confesó su tío Fidel Lugo.

Al llegar al sector de El Tulipán se sumó a los manifestantes, quienes libraban una batalla campal contra efectivos de la Guardia nacional Bolivariana. En medio dela refriega un disparo impactó en su cabeza. Estaba a unos 200 metros de los conjuntos residenciales, en la entrada de la autopista Variante – Bárbula.

Lugo tenía sueños heroicos. El chico se dedicaba a trabajar en la construcción, mientras esperaba fecha de ingreso a la naval, refirió su tío. “Él quería ser parte de la marina, incluso estaba a meses de presentarse en la Academia Militar de la Armada, en Catia La Mar, Vargas”, precisó el pariente.

EL MISTERIO DEL PROYECTIL

La naturaleza del proyectil que perforó el cráneo del chico sigue siendo un misterio. Los datos objetivos revelan que la bala tuvo entrada y salida, tras el impacto Lugo experimentó desprendimiento de masa encefálica.

De acuerdo al testimonio de Enzo Scarano, ex alcalde del municipio, se trató de un perdigón metálico, posiblemente de plomo. Este tipo de municiones son conocidas como “perdigones aliñados”.

Sin embargo, Fidel Lugo, sostuvo que una vez que su hermano observó la perforación y se convenció de que eran tiros. El Ministerio Público comisionó al fiscal 28º José Antonio López Robles, para investigar el asesinato de Hecder Lugo.

Al menos unos 19 jóvenes heridos fue el balance final en la zona. 3 heridos de gravedad y 12 con lesiones y afecciones leves. Jeancarlos Caraballlo (21), herido con un perdigón, en su ojo derecho fue traslado este jueves para recibir evaluación oftalmológica privada, posteriormente sería intervenido en la Ciudad Hospitalario Doctor Enrique Tejera (CHET). Mientras que Francisco Rodríguez (19) tiene una presunta bala, perdigón o metra alojada en la ingle. Carlos Fonzañez (20), quien recició perdigones en el brazo y una adolescente de 16 años, herida en la cabeza por impacto de piedra, siguen bajo observación.

Cristhopher Borrero / Carabobo

Analítica