Nacional
Henri Falcón: “Ni haciendo trampas el Gobierno gana este proceso electoral”
Nacional

Desde Barinas, el candidato presidencial ratificó su criterio de que si 70 % de los electores sale a votar, no hay forma de perder

Marieva Fermín | Barinas | El Pitazo

Falcón: “No tengo dudas de que si todos votamos, ganaremos por paliza”. | Foto: Marieva Fermín
Barinas.- “Si entre 60 y 70 por ciento de los electores del Registro Electoral del país sale a votar, es imposible, aun haciendo trampa, que el Gobierno tenga probabilidades de éxito en este proceso electoral, ¡imposible!”, así lo recalcó en Barinas el candidato opositor Henri Falcón, en un conversatorio con comunicadores sociales que sostuvo este martes 27 de marzo, luego de un recorrido por el mercado municipal La Carolina, donde pudo “palpar la crisis y la miseria por la que atraviesan los venezolanos”.

Falcón estuvo acompañado del diputado Julio César Reyes, Francisco Betancourt, Malquides Ocaña, Richard Ojeda y Domingo Alberto Rangel, en una reunión que comenzó solo con la presencia de los representantes de los medios de comunicación de la región, pero luego, por orden del candidato, el salón se llenó de simpatizantes y militantes de Copei, Avanzada Progresista y el Movimiento Al Socialismo.

El candidato se paseó por diversos puntos del acontecer nacional. Se refirió a las encuestas que lo dan con ventaja de 10 y más puntos sobre Maduro (Consultores 21 y Datanálisis), habló de las garantías electorales y de otros temas de interés nacional que incluyó la crítica a la falta de independencia de los Poderes Públicos y la competencia desigual entre candidatos de partidos políticos democráticos contra la maquinaria de un Gobierno que muestra los signos de un régimen dictatorial, pero además, desesperado, en decadencia, “que se ponen loquillos porque no tienen qué hacer”.

Aseguró que no están dadas las condiciones para una contienda electoral. “Jamás este Gobiernonos va a dar las mejores condiciones. Pero contra el Gobierno conspiran el hambre, la hiperinflación, el rechazo generalizado de la población, la diáspora y la desconfianza. Nadie cree en él, ni en el país y fuera de él. No tiene ninguna probabilidad de recuperar la economía y eso lo saben ellos, así como también sabe que si vota entre el 60 y 70 por ciento de los electores, es imposible, aun haciendo trampa, que el Gobierno tenga probabilidades de éxito en este proceso electoral. ¡imposible!”, insistió el candidato.

Consideró que la mejor garantía para el pueblo es el propio pueblo. “Si cada venezolano asume su cuota de responsabilidad por la transformación de Venezuela, vota y se convierte en guardián de su voto, tenemos asegurado el triunfo. La trampa está en las mesas”, dijo.

Falcón agregó que los partidos que lo acompañan han condenado y solicitado que se revierta el esquema del voto asistido, que se cierren los centros electorales a la hora acordada. Criticó la habilitación de los puntos rojos en las inmediaciones de los centros electorales con la entrega de dádivas, “que ya no son suficientes porque ahora lo que tenemos es una hiperinflación”.

“Si votamos, ganamos y ganamos con pela. Eso que nadie lo ponga en duda y no hay trampa que valga”, asintió efusivo el candidato a la Presidencia de la República.

Entre tarjeta y carnet
“El Carnet de la Patria es una forma de control y sumisión político y social; no es un subsidio directo del Estado venezolano, mientras que la tarjeta solidaria propuesta como oferta electoral es un programa de compensación social que se debe entregar de manera igualitaria, más allá de la ideología o del pensamiento político del ciudadano. Nosotros no estamos planteando un carnet, estamos planteando un programa social complementario para atender a los sectores más vulnerables”, aclaró Falcón con respecto a su propuesta electoral de una tarjeta recargada con dólares “porque no es posible sostener ni salarios ni subsidios en una economía ya dolarizada”.

Dijo que en Venezuela puede haber 5 millones de familias en condición de miseria y ante ese panorama hay que estimar objetivamente cuál es el ingreso venezolano y cuál es el destino de ese ingreso petrolero. “El país tiene una severa crisis económica que demanda inyección de recursos, por lo cual hay que recurrir a fuentes externas como el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial“, comentó.

A juicio de Falcón, se necesita una política abierta a la inversión privada y a la empresa estatal petrolera más importante que pueda tener toda Suramérica para poder aumentar la producción petrolera y obtener mayores ingresos. “Necesitamos financiamiento y necesitamos, además, abatir este sistema de control de cambio, reestructurar nuestra deuda externa para que haya nuevos plazos de pago para que los recursos de los intereses que genera la deuda podamos inyectarlos a la inversión; además, tenemos que sincerar muchas cosas en el país, como por ejemplo el regalo de la gasolina o la compra de billetes”.

“La diferencia fundamental entre el Carnet de la Patria y la tarjeta es que esta es un plan de complementación económica dirigido a sectores sociales vulnerables del Estado venezolano, no de un partido, por eso se llama tarjeta solidaria y no Carnet”, recalcó.

Aclaró que nadie está planteando que desaparezca el bolívar, sino que haya la cohabitación entre el bolívar y el dólar. “Eso es materia para el debate; todavía no es una decisión tomada; es cómo hacer propia como moneda de circulación nacional también al dólar sin que desaparezca el bolívar, pero no pueden alejarte de la realidad de los millones de venezolanos que necesitan y el Estado debe estimar esos subsidios”.

Juramentado en la AN
A la pregunta de dónde se va a juramentarse en caso de resultar vencedor en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, Falcón fue enfático en afirmar que lo hará en la Asamblea Nacional. “Espero que cuando levante la mano para juramentarme tenga al frente a mi hermano Julio César Reyes, vicepresidente de la Asamblea Nacional, lo que quiere decir que me voy a juramentar en la legítima Asamblea Nacional, no tengan ninguna duda de ello”.

Consideró que una vez que gane tendrá el reconocimiento internacional. “Venezuela y todos los países nos van a reconocer y ese día comienza a renacer el país, comenzamos a reconstruir nuestras relaciones comerciales con todos, especialmente con nuestros socios comerciales estratégicos, Estados Unidos, España, Colombia, con todos. Venezuela volverá al contexto de las naciones con la garantía de ser un país libre, pero también soberano”, precisó.