Nacional
Hinterlaces: 81% de los ciudadanos piensa que el país va por mal camino
Nacional

El presidente de Hinterlaces, Óscar Schemel, afirmó que el “éxito” de Padrino López al frente de la Misión Abastecimiento Seguro “va a ser el éxito del presidente Nicolás Maduro y del Gobierno bolivariano”. 

Caracas.- El presidente de Hinterlaces y analista político, Óscar Schemel, aseguró que “los venezolanos están buscando salidas” a la crisis económica que vive el país y al tema del desabastecimiento de productos y medicinas.

En este sentido afirmó que el “éxito” del Ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, al frente de la gran misión abastecimiento seguro “en este semestre va a ser el éxito del presidente Nicolás Maduro y del Gobierno bolivariano. Padrino López tiene un protagonismo crucial” en esta crisis que afronta el país.

Schemel dijo, durante el programa dominical José Vicente Hoy transmitido por Televen, que Padrino López “es el líder militar hoy más importante, más influyente, más respetado dentro de la institución castrense. Los empresarios recibieron muy positivamente la incorporación o la  designación de Padrino López como jefe de la misión abastecimiento seguro” y que por ello él “tiene el reto de avanzar rápidamente en la solución del desabastecimiento”.

A juicio del analista político, Padrino López “tiene que dotarse de un discurso sincero y realista sobre el diagnóstico de la situación” del desabastecimiento y “tiene que tomar decisiones duras; el tema de la corrupción muchas veces obstaculiza la efectividad de las medidas, su capacidad de mando debe contribuir a transparentar todos los procesos de producción y distribución de alimentos y medicinas”.

Insistió, además, en que el “poder simbólico de la Fuerza Armada sigue siendo muy importante. Lo que ocurra en Venezuela tiene que ver mucho con lo que ocurra en la Fuerza Armada”.

62.7% de los hogares están desbastecidos

Schemel  indicó que hay descontento y malestar en el 81% de los venezolanos, debido a la situación que atraviesa el país, donde el desabastecimiento, de 42 productos básicos que monitorea constantemente Hinterlaces, ha alcanzado el 62.7% de los hogares.

Destacó que 45% de estos productos no se consiguen, pero 42% no pueden ser adquiridos, porque “ya la gente no los puede pagar. La inflación está limitando la capacidad de acceso de los venezolanos a los alimentos fundamentales, los bachaqueros están suministrando el 11% de las medicinas, el 42% de los productos de aseo personal y entre el 36% y el 41% de otros productos”.

“El desabastecimiento no ha seguido creciendo, de todas maneras sigue siendo grave” acotó.
Aseguró que el Gobierno Nacional ha aportado soluciones para atacar el desabastecimiento, pero no han sido “aplicadas de manera efectiva” y por ello “los problemas han persistido”. Indicó que más del 61% de los venezolanos piensa que el escenario de una explosión social agudizaría aún más la economía del país, porque “se ha demostrado que la gente está apostando a la paz y a solución pacífica de los problemas”.

Sin embargo, destacó que ambos sectores políticos tienen un “discurso y unas banderas que no están conectadas con las reales demandas y expectativas de los venezolanos, que tienen que ver fundamentalmente con la economía”.

Indicó que actualmente “la mayor preocupación de los venezolanos” es el desabastecimiento, la inflación y la inseguridad. “Los problemas son muy graves y requieren de políticas cuyos resultados se den a mediano plazo”, dijo.

En este sentido, Schemel indicó que “el Gobierno ha venido tomando decisiones un poco lentas, desarticuladas, con ejecuciones deficientes, pero ha venido tomando medidas en la dirección correcta, la actualización de precios, sincerar el tipo de cambio y la concertación con el sector privado, para buscar acuerdos y espacios que permitan incrementar la inversión, producción y productividad”.

“Hay que luchar a fondo para estabilizar los precios, pero fundamentalmente para promover la producción y la productividad. Ahí está la clave del problema de abastecimiento, si no hay suficiente oferta inevitablemente y hágase el esfuerzo que se haga seguirán surgiendo estos canales informales e ilegales de venta de alimentos y medicinas”, destacó.

A juicio de Schemel “el chavismo tiene que actualizar el discurso”, porque se encuentra anclado en el pasado y debe transformarlo en uno que le aporte a los venezolanos lo que están buscando: soluciones.
“El presidente Chávez lo entendió perfectamente en sus últimas alocuciones visualizo que se iniciaba una nueva etapa, hablo del reimpulso de la revolución que en esta nueva etapa había que concentrarse en las soluciones” manifestó.

En cuanto a la oposición el analista indicó que “sigue en su discurso tradicional de hace 20 años, es un discurso basado en la denuncia y en la crítica, que antes no funcionaba, porque había niveles de valoración positiva en la gestión del presidente Chávez”, pero que actualmente “es un discurso que de alguna manera interpreta el descontento y el malestar que existe en el país”.

“Del lado del Gobierno y del chavismo hay un discurso que no está en sintonía con las nuevas demandas y expectativas, un discurso que sigue anclado en el pasado. (…) Hay una especie de crisis hegemónica donde ninguno de los dos está ganando”, expuso.

Destacó que los períodos de  desestabilización económica tienen un impacto enorme sobre el orden político y cultural, donde “se debilitan los respaldos, las lealtades”. Sin embargo, acotó que el “81% de los venezolanos piensa que el país va en mal camino” pero cerca del 40% de los venezolanos preferirían que el Presidente Maduro resolviera los problemas económicos antes que volviera un gobierno de oposición, ese es un porcentaje que era del 54% el año pasado, ha venido bajando, pero de todas maneras significa que hay un sector importante de la población que todavía piensa que hay oportunidades para el gobierno bolivariano”.

 

Afirmó que es muy probable que el Revocatorio no ocurra este año, “si llega a ocurrir es el próximo año. Eso le resta a la oposición uno de los soportes en los que está fundamentado su discurso. (…) Tenemos una oposición que va a insistir en la salida del Presidente cuando lo conveniente es que siguiera ocupando espacios, convertirse en una alternativa y las elecciones regionales generan una oportunidad”.

 

Venezolanos piden respuestas

Recordó que el año 2016 comenzó “con un elevado optimismo por parte de los venezolanos. No hay que olvidar que el voto del 6 de diciembre no fue para desalojar a nadie del poder, fue un voto para presionar por soluciones y respuestas. (…) La gente pensaba que este voto, que fue un voto para castigar lo que se percibía como un mal desempeño en el terreno económico, serviría para presionar por respuestas del lado del Gobierno Nacional, pero también la gente lo entendía como la posibilidad de que la oposición contribuyera a resolver los problemas económicos del país”.

“En enero, para el 64% de los venezolanos la prioridad de la nueva Asamblea era contribuir a resolver la crisis económica, principalmente los problemas de desabastecimiento e inflación. Los venezolanos no andan buscando culpables, andan buscando respuestas y soluciones”, advirtió.

A su juicio, el 6 de diciembre los venezolanos castigaron al Gobierno presionando para conseguir “soluciones y respuestas de manera urgente”, porque “cuando el venezolano vota por la oposición no está votando por un proyecto sino en contra de un desempeño económico”.

 

Apuntó que Hinterlaces sigue las emociones de la población y que en este momento hay “preocupación, molestia, rabia, frustración, desesperanza, también hay miedo de que la situación pueda empeorarse”.

La “Cesta Petare”

En su espacio Confidenciales al Cierre, el periodista José Vicente Rangel hizo referencia a la “Cesta Petare”, nuevo indicador quincenal de precios que toma la encuestadora Hinterlaces de la venta de 42 productos de la cesta básica y artículos de higiene personal -regulados, escasos o desaparecidos- que son revendidos por los buhoneros en Petare, área popular del municipio Sucre en el estado Miranda.

Señaló Rangel que Hinterlaces indica que al 30 de julio, por primera vez la “Cesta Petare” disminuyó 10,3 % su costo, de 138.978 bolívares a 134.634 bolívares con respecto a la medición anterior del 15 de julio.

Agrega Hinterlaces que “la Cesta Petare” se ubicó 12 veces por encima de lo que costaría la misma cantidad de productos a precios regulados. En algunos de los casos los precios ilegales superan más de 160 veces el precio justo de venta al público, como por ejemplo el caso de la pasta.

En la última medición de esta encuestadora se encontraron 38 productos, apenas 4 menos de los 42 evaluados lo que representa un nivel de abastecimiento del 90%. Los bachaqueros mostraban variedad de presentaciones como leche completa, harina de maíz, harina de trigo, aceite, azúcar, arroz y pasta, entre otros.

El descenso de precio más significativo se ubicó en la leche de fórmula para bebés que bajó de 15 mil bolívares a 4 mil bolívares, manteniéndose como el producto má caro de la “Cesta Petare”. “Esto coincide con una mayor oferta de este productos en cadenas de farmacias y supermercados”, refirió el equipo de investigación de Hinterlaces y divulgó José Vicente Rangel.

Por último Hinterlaces destacó que si bien no se apreciaban militares en la zona estudiada, sí había un contingente de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, “al tiempo que los bachaqueros vendían mercancía sin impedimento alguno”.

El Universal.