Nacional
Iglesia católica venezolana pide que le permitan visitar a políticos presos
Nacional

La comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) pidió hoy a las autoridades del país que permitan que representantes de este organismo visiten a los políticos presos, en especial a Daniel Ceballos que se encuentra en huelga de hambre desde hace dos semanas.

“Solicitamos que se permita la visita de organismos de carácter humanitario, entre ellos la Cruz Roja Internacional y a esta comisión de Justicia y Paz de la CEV, a quienes se encuentran en esta situación”, solicitó la institución en un comunicado.

El escrito, firmado por el presidente de la comisión de la CEV, monseñor Roberto Luckert, resalta que el derecho humano a la vida y la salud se antepone a cualquier posición ideológica y “el Estado está obligado a respetarlo y garantizarlo”.

Asimismo, señala que el exalcalde Daniel Ceballos, así como el dirigente político Leopoldo López, que se mantienen en huelga de hambre desde el 22 y el 24 de mayo, respectivamente, muestran ya deterioro en la salud física, lo que “aunado a las condiciones infrahumanas, ponen en riesgo su vida e integridad personal”.

El religioso pide, además, que a los dirigentes encarcelados que se encuentran en huelga de hambre les permitan ser visitados por sus médicos de confianza, así como por sus familiares y abogados.

“Entre los objetivos específicos de estas visitas humanitarias están: constatar el estado de reclusión de las personas detenidas, recibir directamente sus inquietudes y comentarios al respecto y observar de manera independiente el cumplimiento de las condiciones de detención (…) siguiendo los estándares de derechos humanos”, según el comunicado.

La solicitud de esta comisión de la CEV se suma así a la que hizo ayer el arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, que pidió a los opositores presos en huelga de hambre cesar esta protesta, que calificó como una “medida extrema” que podría causarles “daños irreversibles”.

Ceballos inició una huelga de hambre hace dos semanas antes de ser trasladado a una cárcel de presos comunes en el estado Guárico (centro), una medida de protesta a la que se sumó López dos días después.

Los huelguistas advirtieron entonces que no suspenderían la protesta hasta que no fueran atendidas sus exigencias, entre las que se cuentan la liberación de los presos políticos, el cese de “la represión” y “la censura” y la fijación de una fecha para las elecciones parlamentarias.

A esta huelga se han ido adhiriendo otros opositores, presos o en libertad, y ya se cuentan en la lista de los que protestan con esta medida 17 personas.

López y Ceballos se encuentran en prisión y son enjuiciados por supuestas acciones violentas relacionadas con las protestas antigubernamentales de 2014.

Fuente: EFE