Nacional
Incapacidad gubernamental destruye sistema de salud de los venezolanos
Nacional

El resurgimiento y proliferación de la difteria, tuberculosis, paludismo y otras epidemias, controladas hace décadas en el país, demuestran la incapacidad gubernamental en materia de salud, coincidieron este sábado los ponentes  del foro: La Salud en Venezuela, Problemas, Perspectivas y Alternativas.

La actividad, organizada por la Asociación Civil Unidad y Cambio, bajo la coordinación de Edgar Sarabia, Celestino Aponte, Aquiles Salazar, Ricardo Vitanza y otros, ofreció aspectos sobre la salud nacional y regional que van más allá del ámbito político, y que busca sensibilizar sobre una crisis, cuya mayor afectación recae en el ciudadano de pie.

El foro constó con la asistencia de personalidades y miembros del sector salud, educación, político y sociedad civil de Ciudad Bolívar en el salón de usos múltiples de Apudo Bolívar, como el ex alcalde Victor Fuenmayor, Carlos Tilac, el ex alcalde Humberto Bello, el ex gobernador Andrés Velásquez.

Los doctores Bismarck Ortiz, Guillermo Herrera y Rafael Orihuela, especialistas en medicina tropical, salud pública e investigación, ofrecieron magistrales ponencias en búsqueda de respuestas y alternativas en medio del descalabro que sufre el sistema de salud nacional. Para los ponentes la escasez de medicamentos e insumos, deterioro de calidad de vida, destrucción de infraestructura, equipos y fuga de cerebros especializados, falta de medicina preventiva, vacunación y otros, han llevado cuesta abajo la salud de los venezolanos, existiendo la necesidad urgente de brindar herramientas ante un sistema salud nacional al borde de la muerte.

Para el doctor Bismarck Ortiz, quien estuvo a cargo de iniciar el ciclo de ponencias, la producción y distribución de medicamentos e insumos médicos cada año va en descenso, apuntado a un déficit entre 60 y 80 por ciento, en especial en fármacos para la hipertensión y otras patologías.

Prevención y educación

Por su parte, el doctor Guillermo Herrera realizó un compendió de lo que ha sido el sistema de salud nacional desde tiempos antiguos hasta los actuales. Hizo hincapié en la educación y la prevención como soluciones a la crisis de salud.

Basado en los artículos 83 y 84 de la Constitución Nacional enfatizó en que no existe atención de salud ni “descentralizada” y menos “gratuita” para la población venezolana cuando a diario los pacientes deben comprar medicinas e insumos para ser atendidos. Asegura que el maletín tan milagroso del Doctor José Gregorio Hernández ha sido sustituido por un que no cierra por la falta de insumos, medicinas, medidas sanitarias en hospitales y otros. Lamentó que existan pacientes que deberían estar hospitalizados dos y tres días tengan hasta 130 días en una cama esperando ser intervenido quirúrgicamente.

“Tenemos gente muriendo de tuberculosis y nadie habla de eso”, asegura. Cree que las cifras se ocultas, y “se dice que el gobierno deja por fuera el 43% de los casos” en estos últimos año. “Hoy en 14 estados, incluyendo Bolívar, se sufre por paludismo”.

Para Herrera la crisis en salud ha provocado la estampida de médicos a otros países, que de acuerdo a la Federación Médica, alcanza los 12 mil médicos, pero es probable que supere los 20 mil. Además, señala que antes Venezuela era uno de los países con mejor atención en salud, ahora las políticas erradas del gobierno de Nicolás Maduro lo convierte en el “peor en salud”. En la salud se produce una especie de bola de nieve. Herrera no es partidario de que se construyan nuevos hospitales, cuando ni siquiera se recuperan los que ya existen.

En retroceso

“Estamos viviendo cifras de paludismo que no se registraban en el país desde 1935. Esto es un retroceso 80 años”, señaló el ex ministro de salud, Rafael Orihuela, en su intervención donde, además, señaló la poca capacidad administrativa y gerencial del gobierno nacional en materia de salud.

En cinco puntos resumió el descalabro que sufre el sistema de salud público nacional, enfatizando en la mora de 18 años en lo que respecta a una ley de salud. A esto, dijo, se le suma la aparición de enfermedades -como la difteria- que por años estuvieron controladas y, que por falta de prevención en vacunación resurgen ante una población con mayor vulnerabilidad, por la falta de alimentación adecuada y carencia de medicinas. “El 50 por ciento de la población no estaba vacunada en el estado Bolívar, donde fue el primer brote”, dijo.,

Orihuela destacó la iniciativa de este tipo de foro que sirve para tratar un tema tan prioritario para la población como es la atención de salud en un país, donde cada día aumenta la tasa de mortalidad  materno-infantil.

“En el 2016 la tasa se triplicó”, señaló el ex ministro de salud para referirse a los índices de niños y madres fallecidas. “La atención primaria en prevención está en deterioro”, advirtió.

Subrayó la pérdida vertiginosa de camas hospitalarias en estos 18 años de revolución, y como se pasó de tener en 1995 36 mil camas en el sector público de salud a 16 mil, estando cada día en descenso. “Y lo peor que muchas de estas camas son en las áreas pediátricas y pacientes crónicos”, dijo.

El ex gobernador y precandidato, Andrés Velásquez, en una breve intervención, apoyó este tipo de iniciativas que contribuyen a establecer mecanismos de respuestas a una población que reclama un cambio, y que debe empezar por quienes están al frente del gobierno nacional y regional.

Orihuela considera que para que pueda haber mejoras se debe tener otro gobierno que no sea el actual.