Nacional
Jueza pidió “tranquilidad” sobre el caso Leopoldo López
Nacional

A las 7:00 pm se esperaba que la jueza Adriana López informara si decide abrir juicio a Leopoldo López y los estudiantes Marco Coello, Christian Holdack, Damián Martín y Ángel González.

 

Por tercer día consecutivo el Palacio de Justicia ha estado custodiado por el Sebin, la GNB y la PNB, mientras familiares del ex alcalde de Chacao, amigos y otros dirigentes de la oposición están a la expectativa y fuera del Palacio de Justicia porque la audiencia preeliminar es de “carácter privado”.

 

El Tribunal 16° de Control ha sido escenario de “pugilato legal y político” entre los abogados y la Fiscalía General, que insiste en enjuiciar a López por desestabilización, mientras la defensa considera que no hay elementos para efectuar un juicio.

 

En la jornada de ayer, que comenzó a las 11:00 am, los defensores de López expusieron sus descargos. Sin embargo, los fiscales solicitaron a la jueza que los dejara hablar otra vez, cuestión que fue negada. Por ello se dio un receso, aproximadamente a las 4:00 pm, lo cual corrió la hora de la decisión, indicó la abogada Elenis Rodríguez, de Fundeci.

 

El proceso terminó a las 5:00 pm. Fuentes confirmaron que la decisión podría tomarse en tres horas y que la jueza pidió tranquilidad en el momento de anunciarla. López manifestó: “Estoy tranquilo, fuerte, con la verdad que nos asiste. Cualquier decisión que sea distinta a mi libertad es inconstitucional”.

 

El abogado Roberto Marrero expresó confianza, pues aseguró que la Fiscalía, en los tres días del proceso, no logró demostrar culpabilidad.

 

“Hoy debería dar un veredicto y tenemos toda la fe y la convicción jurídica de que no debería ser nada distinto de la libertad absoluta y plena. A toda la gente le pedimos mucha fe”, dijo.

 

No obstante, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz atribuyó el retardo en las sesiones a que mientras el Ministerio Público habla dos horas, López y los jóvenes cuentan con 11 defensores y emplean más tiempo: “Si hacen uso del derecho de palabra, hay que respetarlo: ¡eso es debido proceso! Si los abogados y el acusado hablan dos, tres o cinco horas hay que oírlos. Entiendo que los jueces regulan la acción”.

 

A las inmediaciones de los tribunales se acercaron dirigentes de la “Unidad en la Calle”, que exigen la liberación inmediata de los procesados.

 

(Con información de Entorno Inteligente)