Nacional
“La causa de la emigración venezolana es el socialismo”: Tomás Páez
Nacional

Desde la llegada del socialismo al poder con Hugo Chávez, y ahora con Maduro, más de tres millones de ciudadanos salieron de Venezuela gracias al modelo político que destruyó al país.

“La principal causa de la emigración venezolana es el socialismo del siglo XXI”, así lo afirmó al PanAm Post el sociólogo Tomás Páez, coordinador del Proyecto Global de la Diáspora Venezolana; quién respondió a Nicolás Maduro después de que este admitiera la “fuga de cerebros” del país.

El dictador de Venezuela admitió este miércoles 14 de marzo la importante “fuga de cerebros” que se está dando en Venezuela, y confesó, además, que la diáspora busca “mejorar su vida en el exterior”.

“Hay algunos jóvenes que se han ido de Venezuela con la idea de mejorar su vida en el exterior. Está bien, vayan y vuelvan porque no van a encontrar un mejor país que Venezuela”, señaló Maduro.

Pero Maduro oculta que la mayoría de los migrantes lo hacen con la convicción de alejarse de la dictadura y de sus consecuencias. En este momento Maduro y su régimen son la principal razón por la que emigran millones de venezolanos.

De acuerdo con estudios del Proyecto Global de la Diáspora Venezolana desde la llegada de Hugo Chávez al poder, y ahora con Nicolás Maduro, más de tres millones de ciudadanos decidieron salir de Venezuela. La principal causa es la inseguridad, la delincuencia y la impunidad, y la segunda, pero no menos importante, la crisis económica sin precedentes.

En entrevista exclusiva el sociólogo Tomás Páez reveló lo que hay detrás de esta diáspora masiva y explicó por qué “la migración siempre es buena”.

¿Cuáles son las principales razones por la que los venezolanos deciden salir de su país?

Son dos razones fundamentales que se resumen en la siguiente frase: la única nevera llena en Venezuela es la de la morgue. Esta frase sintetiza los dos principales problemas que enfrenan los venezolanos, la inseguridad, la impunidad y el deterioro económico. Esto se condensa en el gran problema que es el modelo socialista que se instaló en Venezuela y que ha destruido al país.

Cuando le preguntamos a los venezolanos si estaban dispuestos a regresar, la mayoría respondió sí, pero que no en estas condiciones.

Los venezolanos que entrevistamos respondieron que para regresar a su país sería necesario un cambio del modelo político y que en el país se garantice el derecho a la propiedad y a lo más importante: la vida.

¿Qué buscan los venezolanos cuando salen de su país?

La migración venezolana ha repetido más o menos el mismo patrón de toda la emigración latinoamericana. Los países de destino son los de mayor libertad y desarrollo, que son los que están en el norte, como Estados Unidos, Canadá y países de la Unión Europea.

Sin embargo, en los últimos años, producto del fracaso económico que vive Venezuela, y que ha empobrecido al 87 % de la población, en el país se ha hecho imposible comprar pasajes de avión, por lo que ahora los migrantes deciden salir por tierra y llegar a países como Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Chile, Uruguay, Argentina, Panamá y, hasta por mar, las islas del Caribe.

Doy el ejemplo de un profesor universitario que gana entre 5 y 7 dólares al mes; un profesor universitario en Venezuela tendría que trabajar entre 15 y 18 años sin parar poder comprar un pasaje de avión; por eso ahora emigran en autobús, a pie o en lancha (bote).

¿Cuál es el perfil económico de los migrantes venezolanos?

De Venezuela salen cada vez más las personas de menos recursos, pero, sobre todo, los profesionales.

Es que la mayoría de la sociedad venezolana se ha empobrecido, salvo los que han hecho negocios con el Gobierno venezolano, todos los demás se han empobrecido.

Está saliendo gente empobrecida, pero la mayoría de ella con estudios universitarios, que con sus salarios en Venezuela no pueden comprar ni una bicicleta. Los migrantes son jóvenes emprendedores y con gran nivel de formación académica.

Son tres millones de venezolanos distribuidos en 90 países en más de 300 ciudades en el mundo.

¿Cuáles son las consecuencias que está dejando en Venezuela esta migración masiva?

Debo resaltar que para el Gobierno no existe la diáspora. El régimen no da a conocer estadísticas de la diáspora; toda la información que obtenemos, lo hacemos con ayuda de otros países.

Nosotros acudimos a organizaciones de venezolanos en el mundo, a investigadores de diferentes universidades, porque para el Gobierno que sí tiene los registros los oculta. En una forma de negar lo que está sucediendo.

En Venezuela no hay robo de cerebros como lo dice el Gobierno. Si esa gente se hubiese quedado en el país no tendrían empleo, ni acceso a la tecnología, ni a la investigación. No habría posibilidades de aprender.

A pesar de que todo socialismo genera diáspora, afortunadamente quienes se han ido han podido desarrollarse, aprender, establecer nuevos contactos, comparar, y eso es un aprendizaje.

Venezuela podrá aprovechar todo ese aprendizaje cuando cambie el modelo político. Porque en este momento en el país no hay posibilidad de generar desarrollo.

¿Cómo aumentará la diáspora venezolana si se sigue profundizando la crisis?

Mientras persista el modelo político en Venezuela, mientras exista el socialismo en Venezuela, es inevitable que la diáspora crezca. Pero, además, mientras se profundice el deterioro del país, la migración crecerá a un ritmo impresionante.

Los venezolanos buscan países con libertades políticas, económicas y sociales. Mientras en Venezuela eso no exista, la diáspora será imparable.

¿Cuál es su impresión en relación con las acciones migratorias que han tomado países como Perú, Colombia, Argentina, etc?

Cada vez que puedo agradezco a todos los países el tratamiento que le están dando a los venezolanos. Son naciones que han entendido la situación y que han asumido que la migración siempre es buena.

¿Cómo explicar al mundo esa afirmación de que la migración “siempre es buena”, sobretodo en un momento donde aumenta la xenofobia?

La emigración no solo se trata de personas; esas personas son conocimiento e inversión. Los países que más han crecido económicamente durante décadas lo hicieron por el gran aporte de los migrantes. Tal y como le sucedió a Venezuela a finales de los años 70, o a países como Estados Unidos que está lleno de migrantes.

Un ejemplo, en Europa las empresas del arroz crecieron un 300 % gracias a la llegada de los migrantes que consumían mucho ese producto. Es una cadena; los migrantes empezaron a demandar arroz y creció su venta, eso impulsó la producción y la contratación de nuevos trabajadores para la siembra. La migración agrega valor, conocimiento y destreza.

Sabrina Martín/Panampost