Nacional
La crisis eléctrica se debe a la corrupción, centralismo y politización
Nacional

Las causas de la crisis eléctrica existente en el país, tiene factores comunes como la corrupción, el centralismo, politización, indolencia y no precisamente consecuencias de una situación climática, atmosférica del fenómeno del niño.

Así se desprende del Foro “Crisis Eléctrica Soluciones y Perspectivas”, organizado por el partido Un Nuevo Tiempo y realizado en el salón Bicentenario, en el Palacio Federal Legislativo. Contó con especialistas en la materia, El presidente de la Comisión de Energía Eléctrica del Colegio de Ingeniero Wiston Cabas  y los Ingenieros Eduardo Páez Pumar y Arturo Arenas.

La instalación del evento estuvo a cargo del Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional y Presidente del partido Un Nuevo Tiempo, Enrique Márquez quien calificó de muy importante el foro, pues a falta de información por parte del gobierno sobre la realidad de lo que está pasando con el servicio eléctrico en el país, el análisis de los expertos en la materia es muy oportuno, que permita aclarar dudas a la población.

Destacó el diputado Márquez, que la crisis eléctrica no es por falta de recursos financieros, porque la Asamblea Nacional ha aprobado en los últimos 10 años todos los créditos adicionales que se han solicitado para el sector eléctrico y lamentablemente se han ido en corrupción. “Hay que buscar las causas en la ineficiencia, en la corrupción y en la politización”.

Aseguró que la situación energética del país tiene solución en la planificación y gerencia, aspectos que fueron planteados por la actual Asamblea Nacional a principios de este año, ante la posibilidad de la sequía.

“No es necesario una inversión de altas sumas de dinero, sino una planificación y gerencia adecuada para ir identificando los nudos críticos, en este  caso y el más grande, la falta de mantenimiento de las plantas termoeléctricas en Venezuela. Esta sequía que afectó el Guri nunca debió ocurrir, sino poner a operar las plantas termoeléctricas para que el Guri no sufriera, pero se encuentran destruidas. Han trascurrido 4 meses de este año y todavía el gobierno no ha arreglado una sola planta termoeléctrica, para subsanas lo que ya el año pasado se sabía”.

Agregó que desde la  Asamblea Nacional se ha querido ayudar para la solución del problema y se consignaron al Ministro Motta Domínguez una serie de propuestas, pero solo una fue considerada la del cambio del uso horario, pero se tomó cuatro meses después, hay lentitud en la toma de decisiones.

“Acabaron con las experiencias regionales importantes como la Electricidad de Caracas, Corpoelec se la trago. Enelven Zulia, Electricidad de Barquisimeto, Nueva  Esparta, Edelca en el Oriente, esas empresas las acabaron con centralismo y corrupción. Hay una gran ineficiencia en Corpoelec, no hay ni siquiera papel para imprimir un recibo. La empresa la quebró el gobierno que no paga la electricidad, es el principal moroso. La mitad de la energía que se pierde es por culpa de Corpoelec”.

El Colapso eléctrico no va a ocurrir

Por su parte, Arturo Arenas miembro de la Comisión Eléctrica del Colegio de Ingenieros, señaló que el sistema eléctrico nacional tiene una capacidad de 34 mil megavatios, si se tuviera en operación una parte importante de las plantas termoeléctricas la presión sería menor, pero lamentablemente eso no es así y hoy el país sufre de severos racionamientos de luz.

Aseguró que no existe la posibilidad de un colapso en el Guri, pese a la situación de crisis que se ha generado por la sequía. “Esa posibilidad no existe, la realidad del país no es esa. Si no llueve a tiempo y hubiese que parar parte del sistema de máquinas de generación, se estaría afectando  el sistema en 4 mil megavatios aproximadamente, así que el colapso eléctrico no va a ocurrir”

El Presidente de la Comisión Eléctrica Nacional del Colegio de Ingenieros Wiston Cabas  manifestó, que el Guri amaneció este lunes en 241.57 metros sobre el nivel del mar, eso quiere decir que detuvo su descenso y aumentó su caudal, porque llovió en la cabecera de los ríos. Sin  embargo todavía se está por debajo de la cota que se recomienda, es decir que las turbinas no deben operar por debajo de 245 metros sobre el nivel del mar, de manera que se puede presentar el fenómeno de cavitación o vibración en las turbinas.

Sostuvo que para evitar crisis como la que están enfrentando los venezolanos Corpoelec debería iniciar un programa agresivo de mantenimiento preventivo y predictivo de las plantas termoeléctricas y poner operativas las que se encuentran inactivas. “Se está hablando de 19 mil 500 megavatios termoeléctricos instalados y solo tenemos operativos 6 mil 700. El gobierno nacional es el que maneja el sistema eléctrico, debe poner operativas estas plantas para que el Guri se pueda recuperar”.

Finalmente el ingeniero Eduardo Páez Pumar, también miembro de la Comisión de Eléctrica del Colegio de Ingenieros, manifestó que el gobierno debe suspender inmediatamente la excavación a la Presa de Enrocamiento del Guri,  porque le puede generar problemas al dique de tierra. Por otra parte propuso que para solucionar el problema eléctrico del país es necesario continuar los programas hidroeléctricos que se encuentran paralizados como el del alto Caroní de la zona  en Urivante Caparo.

Considera que si la disponibilidad térmica estuviese operando en un 70 por ciento, el país podría, a pesar de la sequía, contar con la energía producida por las unidades restantes de Guri y con la generación de Caruachi y Macagua.  Planteó la necesidad de descentralizar el servicio eléctrico. Terminar Tocoma y ampliar la red de transmisión para sacar su generación al resto del país.
Nota de Prensa AN