Nacional
La OPEP certifica el auge de la producción de crudo en EE UU y Canadá
Nacional

Los 13 socios de la OPEP y 11 productores no-OPEP alcanzaron en diciembre el primer acuerdo desde 2001 para reducir conjuntamente la producción mundial de petróleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) calcula que la producción de crudo en Estados Unidos y Canadá será este año mayor de lo previsto, lo que agrega nuevas dudas sobre si el recorte de bombeo pactado en diciembre de 2016 será suficiente para sostener o incluso impulsar los precios.

La OPEP calcula en su informe mensual de marzo; difundido hoy, que los productores ajenos al grupo aumentarán este año su producción en 400.000 barriles diarios, 160.000 barriles más que hace un mes, hasta un total de 57,74 mb/d (millones de barriles al día).

“La mejora de las arenas bituminosas canadienses y la oferta estadounidense fueron los principales contribuyentes de la revisión”, indican los analistas de la OPEP.

De esos 400.000 barriles diarios adicionales que producirán los competidores de la OPEP al día, unos 340.000 procederán de Estados Unidos, precisan en el informe.

Este incremento del bombeo de los rivales de la OPEP contrasta con la caída de su producción en 660.000 barriles diarios en 2016.

“Parece que la recuperación del suministro de petróleo está ganando impulso en el mercado mundial, estimulado por el aumento gradual de los precios así como por las mejoras en la eficiencia de la perforación y la productividad de los pozos en América del Norte”, resume el informe.

Los 13 socios de la OPEP y 11 productores no-OPEP liderados por Rusia alcanzaron en diciembre pasado su primer acuerdo desde 2001 para reducir conjuntamente la producción mundial de petróleo, en torno a 1,8 mb/d.

Esa medida destinada a apuntalar los precios del crudo ha vuelto a atraer al mercado a productores de EE UU y Canadá, cuyo trabajo de extracción no convencional, como la técnica del esquisto, es más caro y sólo se sostiene con una cotización alta.

El aumento de las reservas en EE UU en las últimas semanas ha aumentado el temor de que el recorte de la OPEP y de algunos de sus competidores no esté teniendo el efecto de sostener los precios del petróleo, cuando la cotización del barril de referencia del grupo ha vuelto a caer por debajo de los 50 dólares.

La última cotización del petróleo de la OPEP es de 49 dólares, su valor más bajo desde finales de noviembre pasado.

Todo ello, pese a que también ha aumentado el crecimiento de la demanda petrolera por la recuperación económica en Europa y Asia.

“Para 2017, se prevé que el crecimiento de la demanda de petróleo será de alrededor de 1,26 mb/d, superior en 70.000 barriles diarios a las proyecciones del mes anterior, hasta un promedio de 96,31 mb/d”, señala la OPEP.

La producción de la OPEP descendió en febrero en 140.000 barriles por día, hasta 31,95 mb/d. El bombeo del grupo cuando se adoptó el recorte de diciembre, del que 1,2 mb/d debía de asumirlo la OPEP, era de 33 mb/d.

El comité creado por la OPEP y varios de sus competidores para supervisar el pacto señaló en febrero que el grado de cumplimiento del acuerdo había llegado al 86 %.

Este comité de cinco productores volverá a reunirse en Kuwait el próximo 25 de marzo para revisar la aplicación del recorte y los ministros de la OPEP se verán en Viena en mayo para decidir si prolongan el pacto, en vigor durante la primera mitad de 2017.

Este mes el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, afirmó que el grupo está en conversaciones con otros países productores sobre la posibilidad de sumarse al acuerdo para reducir la producción mundial de petróleo.

“Estamos hablando con otros países para que se sumen al pacto”, afirmó Barkindo la semana pasada en Estados Unidos, aunque se negó a revelar a qué Estados se refería.

El Nacional