Nacional
La salud busca remedios
Nacional

Una noticia sobre la situación de la salud en Venezuela marcó el inicio del año 2015: el cierre del Servicio de Cirugía Cardiovascular del hospital Clínico Universitario, anunciado el 5 de enero, por falta de insumos y medicamentos. Todos los pacientes que estaban a la espera de ser intervenidos fueron enviados a sus casas. Entre esa fecha de cierre y los dos meses anteriores se habían reportado 13 fallecidos por esa causa.

Según la doctora María Yanes, ex presidenta de la Red de Sociedades Científicas y Médicas Venezolanas, la crisis hospitalaria sigue profundizándose porque “en lugar de mayor atención lo que se observa es que la crisis se ha agravado en los hospitales. Atender a pacientes y darle celeridad a las grandes listas de espera en las intervenciones quirúrgicas sigue presentándose de una manera alarmante”. Señala la especialista que no hay un índice confiable sobre cuántos pacientes pudieran haber fallecido por falta de insumos y atención médica, pero lo relevante es entender que “solamente una vida que se pierda a nivel del sector público por falta de insumos, para nosotros los médicos es un hecho sumamente grave”.

Es de resaltar que el ministro de Salud, ha promovido reuniones con grupos de médicos y gremios para tratar la situación hospitalaria del país. Para ello, fue anunciada la instalación de “mesas de trabajo” con personal de varios centros hospitalarios como el Clínico Universitario y el hospital de los Magallanes de Catia, para discutir sobre la transferencia de recursos destinada al acondicionamiento de la infraestructura de esos centros de salud.

Los hospitales

De acuerdo con las cifras recopiladas por Yanes y la Red Médica, la capacidad instalada del sistema de salud en Venezuela es de 45.000 camas. La red de hospitales del Ministerio de Salud cuenta con 320 hospitales. En este número de centros hospitalarios se agregan 20 ambulatorios grandes que el Ministerio de Salud transformó en hospitales tipo 1. Estos ambulatorios pueden contar con especialidades y capacidad hasta de 50 camas. Otros servicios como los del Seguro Social cuentan con 36 hospitales a los que se suman los hospitales militares.

Esos 320 hospitales del MPPS que existen actualmente, cuentan con capacidad para 25 mil camas “arquitectónicas”, de las cuales 19 mil son las que en este momento están operativas. El pasado año contaban con 33 mil camas, pero los planes de remodelación, falta de presupuesto, falta de insumos, cierres de áreas y falta de personal, han reducido esa capacidad.

“Camas arquitectónicas” es la capacidad que tienen los hospitales para instalar camas. En tanto que “cama operativa” es aquella habilitada para su uso, es decir que cuenta con el presupuesto para operarla, con los recursos y con los insumos y personal médico para que el paciente que va a ocuparla pueda recibir atención las 24 horas, explica María Yanes.

Esto quiere decir que según los cálculos de Yanes, a nivel nacional las camas operativas han bajado en 40. Los datos ofrecidos por Yanes están basados en estudios de la operatividad actual de la red de servicios hospitalarios.

La Memoria y Cuenta del MPPS de 2014 identifica 20.821 camas funcionales (en operación) en la red de hospitales generales y especiales que según ese informe son 240.

Denuncias

Una cifra que refleja los problemas de atención en los centros de salud públicos son el número de denuncias recibidas por la ONG Provea en esa materia. Éstas pasaron de 1.976 en 2013 a 2.665 en 2014, un aumento de 35%. En comparación con el año 2013, el mayor aumento de denuncias se registró en la falta de insumos o material médico quirúrgico, cuyo peso porcentual varió de 9,62% a 11,26%, indica el informe correspondiente a 2014.

Una encuesta realizada en 130 hospitales públicos de 19 estados del país, por Médicos por la Salud (Red de médicos residentes de hospitales públicos) en marzo de 2014, arrojó que 38% de los quirófanos no están operativos, 28% de los centros sin suministro de agua permanente, 19% sin equipos de Rayos X, 22% sin equipos de Ecografía y 47% sin Tomógrafos. Además, 55% se encontraba con falla moderada o grave de insumos básicos, 57% de insumos médico quirúrgicos y 51% de catéteres y sondas.

Presupuesto

En marzo de 2014, durante un acto de graduación de 2.583 médicos comunitarios, desde el Palacio de Miraflores, el presidente Nicolás Maduro había reconocido las fallas en la red hospitalaria al señalar: “No hemos podido levantar el sistema hospitalario. Ya venía con grandes dolencias y, allí está, se recupera y medio se cae, medio se quita el dolor y medio vuelve, pero estamos cayendo”.

En febrero de 2015, en un acto similar donde se graduaban otros 2.500 médicos comunitarios anunció que: “No dejo de reconocer que hay problemas, los estamos atendiendo (…) Aquí voy a anunciar recursos para los hospitales. Todos los hospitales los vamos a recuperar y los vamos a poner al nivel más alto que deben tener”.

En 2103, Maduro creó el llamado “Estado mayor de Salud”, un organismo coordinador de la Presidencia de la República para atender la crisis del sector salud como una prioridad de la gestión de Gobierno. Entre esas prioridades se destacaba la culminación de unas 200 obras de remodelación y mantenimiento de infraestructura en centros asistenciales a nivel nacional.

El informe en el área de salud de Provea recoge que el presupuesto asignado por Ley al Ministerio de Salud en 2014, del que dependen todos los centros de salud pública del país, alcanzó a cubrir sólo 53% de lo efectivamente gastado. El restante fue recibido en el año a través de créditos adicionales aprobados por la Asamblea Nacional. Ese presupuesto representó 4,5% del PIB, uno de los más bajos de América Latina cuyos presupuestos oscilan entre 7% y 10% del PIB.

Sostiene María Yanes que esa fórmula de créditos adicionales anunciados reiteradamente, desde la Presidencia, impide que exista un control del presupuesto. Eso afecta la planificación para poder aplicar y mejorar el primer nivel de atención que es el nivel de atención primaria. El desorden presupuestario impide poder atender a los pacientes en los diferentes niveles.

Insumos

La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, (Avedem) informó que la deuda que tiene el Gobierno con el sector de equipos médicos, es de aproximadamente 330 millones de dólares. Indicaron que el Gobierno ha hecho algunos pagos pero no ha sido suficiente para cancelar la deuda que tienen con los proveedores. Ello ha generado una paralización del sector y aseguraron que 50% de los equipos médicos del país están paralizados por falta de repuestos e insumos.

La Federación Farmacéutica Venezolana asegura que entre 70% y 75% se encuentra la falla en distribución de medicamentos en el país y la deuda con proveedores asciende a 3.500 millones de dólares.

Recursos humanos

Según información de Douglas Natera, presidente de la Asociación Médica de Venezuela, de los 300 hospitales públicos que existen en el país, han renunciado 12.830 médicos por los bajos salarios que, incluso, están por debajo del sueldo mínimo. De ese grupo se han ido a trabajar al exterior 7.824 médicos. Del sector privado se han ido al exterior 2.500 especialistas de la medicina y algunos de ellos aún siendo accionistas en importantes clínicas del país.

El ministro de Salud Henry Ventura asegura que sólo son 320 médicos los que se han ido del país y señala que lo divulgado por Natera es “una campaña contra el sistema de salud pública”.

El Gobierno ha anunciado que el déficit de médicos será compensado a través de las promociones de “médicos integrales comunitarios” (MIC), que según datos oficiales ya llegan a 18 mil graduados. Sobre ese tema señaló el presidente Maduro, en un acto de graduación de MIC: “Ustedes van a recibir su diploma y los voy a juramentar como médicos (… ) pero ustedes se ponen a estudiar una especialidad para que sean médicos integrales especialistas en pediatría, cardiología, neurología (… ) y nosotros darles toda la facilidad para que entren ya como médicos oficiales de la República”.

Uno de los factores que ha estimulado la salida de médicos del sector público ha sido el salario, según lo que ha referido el gremio médico.

Un residente con 8 horas de contratación devenga un salario de 5.768 bolívares. Un médico especialista I, con 6 horas de contratación, gana Bs. 6.185; a 8 horas de dedicación, Bs. 8.748. Médico especialista II, a 6 horas, recibe Bs. 6.510 y a 8 horas Bs. 8.880. Al llegar a un salario integral, con el pago de bonos por guardias nocturnas, a disponibilidad y bonos de profesionalización, el salario llega a 15.000 y 20.000 bolívares. El último ajuste salarial se aprobó en el año 2014 y fue de 30%.

Violencia

Otro aspecto que está afectando el funcionamiento de los hospitales públicos ha sido el incremento de la violencia en el país, hechos delictivos y accidentes de tránsito. Estos son los heridos de bala, arma blanca, agresiones físicas o politraumatismos.

Según explica la doctora María Yanes, ese tipo de pacientes ha aumentado y han hecho que se hagan prioritarios en el acceso a las unidades de cirugía porque ingresan por emergencia. Eso afecta a los pacientes que están en lista de espera en cirugías electivas, porque los pacientes que han ingresado por violencia ocupan los quirófanos.

Las cifras oficiales del MPPS sobre mortalidad en 2102, último estudio publicado, indican que la violencia está entre las cinco principales causas de muerte en el país con 7,11%, solo en suicidios y homicidio. No incluye los accidentes de tránsito.

 

 

Con Información de: El Universal