Nacional
“Las medidas económicas deben venir con un acuerdo de gobernabilidad”
Nacional

El exministro de Planificación y Desarrollo (2002-2003), Felipe Pérez Martí, asegura que el presidente Nicolás Maduro sale este mismo año del poder y que las probabilidades de que eso ocurra se ubican en un 100%.
Al evaluar la situación actual del país, la cual compara con una olla a punto de explotar, sostiene que el Gobierno actúa de manera irracional, con lo que se perjudica a sí mismo y a los ciudadanos. Explica Pérez Martí que una vez que se fije la fecha del referéndum revocatorio el primer mandatario tiene una alta posibilidad de renunciar, porque a medida que pasan los días el deterioro del régimen es mayor. “Con el revocatorio perderían todo su capital político, les conviene más renunciar que ser derrotados en ese proceso electoral”, afirma.
El exministrole atribuye la crisis a los cazadores de renta, al tiempo que señala que las políticas públicas se diseñaron para beneficiarlos y que “se llenaron como nunca”, pese a las consecuencias que afrontaría la población, en especial la clase media y los pobres.“No solo se han llenado los boliburgueses también empresarios. Por eso el Gobierno no ha caído antes, porque hay gente que se beneficia de esto, que no solo es insostenible sino insoportable”, precisa.
“Un mínimo de cordura hace milagros”
Pérez Martí cree que el costo de la crisis ya lo pagamos y vendrá una recuperación que “no será rápida pero sí sólida”. En este sentido manifiesta que “la situación está tan desquiciada que un mínimo de cordura hace milagros”
Apuesta a la aplicación de medidas, que él mismo define como básicas, para salir del “abismo económico” en el que se encuentra Venezuela y esas medidas, indica, deben venir con la institucionalidad del país y un acuerdo político de gobernabilidad. Destaca que “no se puede excluir al chavismo de un gobierno de unidad nacional”
Pérez Martí considera que al cuadrar las cuentas fiscales con el ajuste cambiario; el aumento del precio de la gasolina; la reducción de los subsidios a Petrocaribe y Cuba; la disminución de las compras militares y otros gastos innecesarios, junto a la eliminación de Mercal Y Pdval, y el incremento del precio de servicios públicos como teléfono y electricidad, es posible obtener 28 puntos al PIB. Agrega que si el déficit es de 20 puntos, habría un superávit de 8 y sería posible entregarle a cada venezolano 25 dólares mensuales durante un año.
“Cuando uno invierte dinero para pagar el déficit se paga la inflación en seco, y de aplicarse esas medidas, la política monetaria se enfocaría en controlar la inflación. Si se libera el tipo de cambio que se fijaría máximo en 300-250 bolívares por dólar se estabilizaría lo cambiario, lo monetario ylo fiscal. Sí podemos salir de esto”, sentencia.
Por Sofía Torres@soficarol21