Nacional
Laureano Márquez: Maduro le tiene más temor al humor
Nacional

Hay gente que carece por completo de la habilidad para captar la ironía y que se alarma con facilidad cuando alguien trata con sarcasmo un tema que parece ser delicado. También hay Gobiernos que no tienen sentido del humor y presidentes que buscan callar a los humoristas. En Venezuela hay también un Servicio Nacional Tributario (Seniat) que cierra teatros de manera sospechosa para evitar que se presenten Laureano Márquez y Emilio Lovera con el espectáculo Laureamor y Emidilio. 

Por Leopoldo Márquez / Maracaibo – La Verdad

“El Gobierno demuestra que le teme al humor”, lamenta Márquez, quien desde hace 10 años se mantiene en las tablas junto a Lovera con un show que ha cautivado al público, incluso, fuera de Venezuela.

Para el próximo fin de semana, tenían presentaciones en San Antonio de los Altos, Valencia y Barquisimeto, pero según un comunicado enviado por la agencia del espectáculo, “los fiscales (del Seniat) le informaron a los encargados de los teatros que hay un operativo de revisión de deberes formales para el área de entretenimiento, pero al parecer, para el ente, el entretenimiento se reduce a los lugares donde estarían presentándose los mencionados artistas, pues no hemos sabido de cierre de otros espacios este fin de semana”.

La reacción en contra de este género se manifiesta desde hace tiempo. En la época del fallecido presidente Hugo Chávez, otros exponentes fueron perseguidos. La represión aumentó, sin embargo, desde que asumió el poder Nicolás Maduro. “No solo es el humor. Le tiene mucho más temor a todo. Y se ejerce más represión con todos los sectores de la sociedad. Hay empresarios detenidos, líderes políticos en la cárcel; hay una prohibición de manifestación en la práctica y uso de armas autorizado para reprimir protestas”.

No sería la primera vez que el Ejecutivo nacional quiere reprimir la risa disidente. En marzo de 2013 el comediante Luis Chataing aseguró en su cuenta Twitter que no le permitieron presentar su monólogo en Barinas. “Yo sé que el Gobierno de Maduro no tiene la culpa de la situación económica que heredó, pero no ha hecho nada para cambiar las cosas y que mejoren. Por el contrario, ha tomado el camino de la represión y el autoritarismo”, concluye Márquez en su contacto telefónico con La Verdad. Considera que ante la censura, los humoristas deben hacer su trabajo: hablar con criterio y expresarse.