Nacional
Luis Almagro y Leonel Fernández examinaron la situación política venezolana
Nacional

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el expresidente dominicano Leonel Fernández examinaron hoy en Santo Domingo “diversas vertientes” sobre la situación política en Venezuela, que atraviesa una profunda crisis política y social.

Almagro y Fernández, uno de los mediadores del diálogo que promueve la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Venezuela, se reunieron hoy en Santo Domingo “para abordar -con agenda abierta- temas de carácter regional”, según escribió Almagro en Twitter poco antes de que se iniciara el encuentro.

En un comunicado emitido posteriormente por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), que preside Fernández y en cuya sede se realizó la cita, se informó de que ambos analizaron “diversos aspectos relacionados con los desafíos urgentes que en este momento enfrenta América Latina y el Caribe, como el crimen organizado y la inseguridad ciudadana”, informó Efe.

A nivel general, agregó el comunicado, en la reunión, a la que también asistió el secretario de Asuntos Políticos del organismo hemisférico, Francisco Guerrero, “se analizaron distintas maneras de contribuir al fortalecimiento institucional de la región”.

Con relación a Venezuela, según la nota, “se examinaron diversas vertientes sobre la situación política del país”.

La reunión entre Almagro y Fernández, que se prolongó por más de dos horas, se produjo en la víspera de las marchas que se realizarán mañana en Venezuela, en la que tanto el oficialismo como la oposición convocaron a sus seguidores a manifestar en diferentes puntos del país.

Almagro: “los derechos del pueblo deben prevalecer sobre cualquier lógica de política represiva”

En un comunicado personal emitido a través de las redes sociales de la OEA, el secretario general del organismo opinó que el hecho de que el Gobierno venezolano arme a civiles es “una acción represiva homicida que incita a la violencia”.

“Las recientes acciones del régimen de repartir armas a civiles e instarlos a la confrontación constituyen una acción represiva homicida que incita a la violencia”, señaló en el escrito refiriéndose al anuncio hecho este lunes por el presidente venezolano Nicolás Maduro de ampliación de la Milicia Nacional Bolivariana a 500.000 civiles armados.

“Todos debemos condenar este tipo de acciones y el Gobierno debe revertir absolutamente ese posicionamiento que solamente incita al conflicto y a la confrontación. Pedimos se respete el derecho del pueblo a manifestar en paz”, agregó, en referencia a las protestas opositoras convocadas para mañana en Venezuela y de venezolanos en el extranjero.

EFE