Nacional
Maduro acusó de violencia a partidos de oposición y dijo querer elecciones
Nacional

El Presidente acusó a la oposición de planificar hechos violentos durante las marchas. Dijo querer que se realicen las elecciones

El presidente Nicolás Maduro acusó a los partidos Voluntad Popular y Primero Justicia de planificar hechos de violencia, como los ocurridos en Chacao este sábado cuando unos encapuchados atacaron el edificio de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura. Dijo que los agresores “están plenamente identificados, los venimos siguiendo desde marchas anteriores”, aseguró Maduro al tiempo que confirmó que los ya apresados “confesaron quiénes les pagan” y también “que querían ir al centro de Caracas a quemarlo”.

El mandatario llamó a las instituciones como el Ministerio Público a establecer responsabilidades por los sucesos pues “la impunidad es el mayor estímulo para la violencia y el delito”.

Más temprano, el presidente Maduro dijo estar deseoso de que las elecciones de gobernadores y alcaldes se realicen en Venezuela para “darles una pela” a los candidatos de la oposición; y luego alertó que “si ellos llegarn a gobern aquí, comenzaría una tragedia política y social”. Por eso, convocó “al pueblo” a luchar “en nombre del legado del comandante Hugo Chávez”. “Imploro al pueblo venezolano a mantener esta patria fuera de las manos de esta derecha”, agregó Maduro.

Afirmó que el chavismo se radicalizaría si “la derecha” accede al gobierno “inclusive por unas elecciones manipuladas como las de 2015. Cuando vinieran con su paquete económico, el pueblo se alzaría. Nosotros tenemos el pueblo tranquilo”.

Maduro dijo que hay “traidores de nuevo cuño” que dicen ser el verdadero chavismo, “incluso desde fuera del país”. En días recientes, personajes como Eva Golinger, Andrés Izarra y otros han mostrado diferencias con respecto al gobierno nacional.

El Presidente acusó al gobierno de Estados Unidos, el Departamento de Estado y el Comando Sur de tener “una política extremista con respecto a Venezuela, ultraderechista”; y aseguró que en aquél país el “nuevo nuevoo gobierno ha asumido una política extremista contra el mundo, contra Rusia, a pesar de las pocisiones tomadas por el presidente Donald Trump. Pero es el poder detrás del poder”. Aseguró que los bombardeos norteamericanos en Siria fueron “un crímen” pues “nadie puede atentar contra la paz de cualquier país”, y restó responsabilidad a su par estadounidense pues cree que “le han impuesto una agenda”.

Tal Cual