Nacional
Maduro descarta reabrir frontera con Colombia sin que se restablezca la paz
Nacional

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, descartó que pueda dar marcha atrás y anular su orden de cerrar la frontera con Colombia en un tramo usado por contrabandistas y paramilitares y anunció que la reabrirá solo cuando se restablezca la paz en el lugar.

 

En la reunión que sostendrán el próximo miércoles las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y Venezuela, Delcy Rodríguez, para analizar la situación “vamos a llevar una agenda” en ese sentido, dijo Maduro en un acto con obreros petroleros de su país.

 

Será una agenda, insistió, para “restablecer la normalidad, la paz y la legalidad en la frontera y hasta tanto no se restablezca yo no voy a abrir esa frontera. Hasta tanto no se restablezca y dejen el ataque desde Colombia contra nuestra economía seguirá cerrada”, insistió.

 

En el marco de unas medidas adoptadas recientemente contra la inseguridad y el contrabando, consta el cierre desde esta semana y por tiempo indefinido de un tramo de unos de 100 kilómetros de la porosa frontera con Colombia de más de 2.200 kilómetros.
Maduro justificó la medida en una emboscada que el miércoles dejó heridos a tres soldados y a un civil, y a una persistente fuga de alimentos, medicinas y combustibles, productos que en un 40 % se van de contrabando a Colombia desabasteciendo a Venezuela, y también para encarar al hampa y al paramilitarismo colombiano, sostuvo.

 

El presidente venezolano ha expresado su deseo de que tras la reunión de las cancilleres él pueda hacer lo propio con Santos, a quien exculpa de la “guerra económica” que atribuye a sus opositores para intentar dar al traste con su gestión presidencial.

 

Maduro volvió hoy a involucrar en esa “guerra económica” al antecesor de Santos, Álvaro Uribe (2002-2010), al que acusa de estar aliado con opositores venezolanos en su contra.

 

Además del contrabando de productos alimenticios, medicinales, de aseo y combustibles, Maduro denunció que ahora “se están llevando hasta el papel moneda” para dejar a Venezuela sin dinero circulante.

 

“Un billete de 50 bolívares lo pagan en 150 y 200 bolívares. Es una guerra económica abierta y la dirige Álvaro Uribe Vélez con los paramilitares”, subrayó tras condenar que algunos de sus opositores nacionales estén aliados con “la derecha internacional”.

 

Recordó que en respuesta a sus decisión en la frontera la alianza partidista opositora MUD emitió anoche un comunicado y sostuvo que allí consta un respaldo “a los bachaqueros (contrabandistas) colombianos” y un rechazo al cierre de la frontera y “las medidas de protección” que ha “tomado para el pueblo”.

 

“Llamo al pueblo a rechazar y a repudiar esta posición antivenezolana de la MUD”, dijo y descartó que haya actuado con xenofobia contra los colombianos como se le ha achacado.

 

“¿Ustedes creen que yo soy anticolombiano?”, preguntó a los petroleros.

 

“Lo que yo soy es antiparaco, anticriminal. A Colombia la amo, la respeto. Al pueblo colombiano lo respeto”, sostuvo y aseguró que de los 30 millones de habitantes de su país 5,6 millones son de origen colombiano.

 

Durante 2014 ingresaron en Venezuela otros 144.00 colombianos y 121.000 en lo que va de 2015 y “que nadie se ofenda”, pero “es una realidad que se están viniendo en un éxodo masivo a Venezuela y con la verdad no ofendo ni temo”, subrayó. EFE