Nacional
Maduro dice que detendrá “uno por uno” a los magistrados nombrados por la Asamblea
Nacional

La Fiscalía denuncia un “delito de desaparición forzada” por la detención del primero de ellos. El presidente de Venezuela pide a la oposición diálogo para un “acuerdo de convivencia” antes de que sea demasiado “tarde”.

 
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo este domingo (23.07.2017) que los 33 magistrados nombrados el viernes por la Asamblea Nacional para sustituir a los jueces del Tribunal Supremo que considera “ilegítimos” irán presos “uno por uno” y se les congelarán sus bienes y sus cuentas bancarias. “Esta gente que nombraron, usurpadores que andan por ahí. Todos van a ir presos, uno por uno, uno detrás de otros. Todos van a ir presos y a todos les van a congelar los bienes, las cuentas y todo, y nadie los va a defender”, afirmó Maduro durante su programa semanal en la televisión pública.

Ayer ya se detuvo a uno de ellos. El Ministerio Público presume que el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) incurrió en el “delito de desaparición forzada” del magistrado Ángel Zerpa, nombrado como tal el viernes por el Parlamento, en un intento de la Cámara por sustituir a jueces “ilegítimos” del Supremo. La Fiscalía indicó en un comunicado que interpuso ante un circuito judicial penal de Caracas “una acción de amparo o hábeas corpus para la restitución de la libertad del abogado Ángel Zerpa, quien fue detenido por el Sebin en la tarde del sábado 22 de julio en la urbanización Los Cortijos del municipio Sucre del estado Miranda”.

“Ahora están cometiendo el error garrafal de crear un Estado paralelo, que es una barrabasada, una estupidez, una cosa de muchachos, de adolescentes políticos”, agregó Maduro en alusión a los nombramientos del Parlamento. Sin embargo, el presidente planteó con rotundidad la posibilidad de un diálogo con la oposición para un “acuerdo de convivencia” antes de que sea “tarde” y el chavismo se imponga sin matices en la Asamblea Nacional Constituyente que debe elegirse el próximo domingo. “Yo estoy listo (…) para llegar a un acuerdo de paz, de convivencia nacional y a un ciclo de diálogo y conversaciones”, dijo durante su programa semanal de televisión Maduro, que advirtió a la oposición de que está sobrestimando sus fuerzas y sería la parte más perjudicada por la falta de negociación.

Mientras, el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, calificó de “provocación de impredecibles consecuencias” las manifestaciones opositoras, advirtiendo que los centros electorales ya están bajo el control de los soldados de la operación militar de protección de esos lugares de votación. “Le exijo a la oposición que tenga un poquito de honor y respete el derecho del pueblo a votar libremente el domingo 30 de julio. Se lo exijo a toda la dirección de la oposición, no a la violencia; que se dejen de mezquindad, egoísmo, envidia, maldad y perversidad”, dijo Maduro en su programa de radio y televisión.

Padrino indicó que 14.515 centros electorales en el país ya están bajo vigilancia de 232.000 soldados para evitar protestas en sus alrededores. “Los centros electorales han sido declarados zonas de protección especial temporal para la garantía del libre ejercicio del derecho al voto”, dijo Padrino.

LGC (dpa/EFE)DW