Nacional
Maduro pide a FAO apuntalar plan de desarrollo de la agricultura venezolana
Nacional

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió hoy a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apuntalar su plan de desarrollo nacional de nuevos proyectos de agricultura urbana y rural para construir una economía que no dependa más del petróleo.

“Pido todo el apoyo de la FAO para desarrollar los proyectos productivos de la nueva Venezuela, lo pido y acepto todo el apoyo”, dijo en presencia del brasileño Marcelo Resende, jefe de la oficina de la FAO en el país caribeño, quien felicitó su iniciativa y comprometió su respaldo a “una agenda de cooperación conjunta” que extienda la actividad a la agricultura urbana.

Maduro encabezó el I Encuentro de Agricultura Urbana en un parque del centro de Caracas y pidió al vicepresidente del Ejecutivo, Aristóbulo Istúriz, y a los ministros de Agricultura y Agricultura Urbana, Willmar Castro Soteldo y Lorena Freitez, respectivamente, reunirse con Resende la próxima semana para abordar las opciones.

“Hagan una reunión inmediata si es posible el lunes para que veamos todas las opciones de cooperación de la FAO en esta nueva etapa de Venezuela” y se definan planes de cooperación en semillas, tecnología, financiación para ayudar “a superar esta crisis, esta emergencia económica” que padece el país, sostuvo Maduro.

La FAO premió el año pasado a Venezuela por reducir a la mitad el porcentaje de personas que sufren hambre entre 1990 y 2015 y por cumplir el criterio más estricto y reducir el hambre por debajo del 5 % de la población nacional cercana a los 30 millones de personas.

El antecesor de Istúriz en la Vicepresidencia de Venezuela, Jorge Arreaza, dijo el pasado 8 de junio en Roma, sede de le FAO, al recibir el premio en representación de Maduro, que el Gobierno tiene como “directriz fundamental” la lucha contra el hambre y “garantizar la alimentación de todos los ciudadanos”.

El 62 % de los ingresos de Venezuela se destina a inversión social y “durante estos últimos tres años de guerra económica y política de alta intensidad” contra Maduro “nada ni nadie ha logrado que nos alejemos de nuestros objetivos y metas sociales”, destacó Arreaza en el acto romano respectivo.

Además de la “guerra económica” que Maduro denuncia que le han declarado sus opositores para dar al traste con su gestión, su Gobierno también achaca la crisis nacional a la “desestabilización total del mercado petrolero”, su principal producto de exportación.

“Gracias a Dios tenemos el modelo socialista (…) y vamos enfrentando esta tormenta y los elementos de la guerra económica que tratan de profundizar problemas ya creados por la caída brutal del precio del petróleo, la desestabilización total del mercado petrolero”, dijo Maduro en un acto televisado. EFE