Nacional
Maduro retira al encargado de negocios de Venezuela en Washington
Nacional

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que retirará al encargado de negocios de Venezuela en Washington, Maximilien Sánchez Arveláiz, tras la decisión de EE.UU. de extender el decreto que señala a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” para su “seguridad nacional”.

 

“He tomado la decisión de retirar a nuestro embajador, que ha venido ejerciendo el papel de encargado de negocios en Washington, el licenciado Maximilien Arveláiz, y regresarlo a nuestra capital, a Caracas, retirarlo ya de la embajada de allá en Washington”, dijo Maduro, en un acto político en la capital venezolana.

 

El mandatario afirmó además que ha dado a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, “instrucciones precisas para en las próximas semanas dar los pasos para defender la patria (…) y tomar las medidas que en su oportunidad se irán anunciando” en relación con el decreto de EE.UU.

 

Sánchez Arveláiz estaba a la espera de recibir el plácet como embajador de Venezuela en EE.UU. desde mayo de 2014 y desde entonces se mantuvo como encargado de negocios.

 

El presidente estadounidense, Barack Obama, renovó recientemente el decreto que emitió en marzo del año pasado, una orden ejecutiva por la que ampliaba además las sanciones a ciertos funcionarios del Ejecutivo venezolano aludiendo a la crítica situación del país caribeño.

 

Para la prórroga de la orden, el mandatario argumentó que Venezuela sigue sufriendo “la persecución de los opositores políticos, la restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones a los derechos humanos”.

 

Maduro informó hoy además que “el alto mando político” de su Gobierno le presentó un “plan especial de denuncia” de este decreto “a nivel internacional en todos los organismos”.

 

“Vamos a configurar un eje de fuerzas internacional para llevar a todos los foros internacionales, incluyendo las Naciones Unidas, la demanda con el apoyo de los gobiernos y pueblos del mundo para que este decreto más temprano que tarde, en el transcurso de los años de lucha que nos tocan, sea derogado”, dijo.

 

El jefe de Estado venezolano recordó que el próximo sábado saldrán “a las calles” a una gran movilización “para decirle ‘no’ al decreto de Obama” y “para decirle ‘no’ al irrespeto a Venezuela“.

 

“De verdad que quienes planifican estas políticas del imperio (…) pensaron que nuestro pueblo se iba achicopalar (humillarse), que los venezolanos nos íbamos a acobardar, el 9 de marzo arrancó una gran jornada desde Venezuela hasta el mundo”, expresó.

 

El mandatario caribeño decidió decretar el 9 de marzo como el Día de “la lucha contra el imperialismo”.

 

Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos pasan por uno de sus puntos más bajos y ambos países están sin embajadores desde 2010, cuando el Gobierno del entonces presidente Hugo Chávez rechazó la designación de Larry Palmer como jefe de la misión diplomática estadounidense en Caracas por unas declaraciones que hizo en el Senado sobre Venezuela.

 

Washington decidió en respuesta revocar la visa de Bernardo Álvarez como embajador venezolano.

 

Desde entonces, los cruces de acusaciones han sido constantes y el Gobierno de Nicolás Maduro ha expulsado ocho funcionarios estadounidenses bajo acusaciones de injerencia y de contribuir a desestabilizar el país, expulsiones a las que Washington respondió recíprocamente.

 

En octubre de 2013 Estados Unidos expulsó a Calixto Ortega, entonces encargado de negocios de Venezuela, junto a otros dos diplomáticos, en respuesta a la declaración de personan non grata de tres funcionarios estadounidenses en Caracas de similar rango. EFE