Nacional
Manifestantes pidieron la libertad de presos políticos
Nacional

En uno de los vagones del Metro de Caracas, el brazo de una mujer mayor se aferraba a las agarraderas frente a los asientos destinados a la tercera edad. De su muñeca colgaban tres pulseras que resaltaban por su tamaño: una era amarilla, una azul y la otra roja.

Su rumbo era la estación de Chacaíto. Desde ahí caminó a las adyacencias del centro comercial Lido, punto de concentración de la protesta convocada por el líder Voluntad Popular, Leopoldo López, recluido en Ramo Verde desde hace más de un año. “Hay mucho por lo que salir a la calle, yo apoyo que lo hagamos pacíficamente”, dijo la mujer.

En la plaza Altamira, a las 10:30 de la mañana ya había varios manifestantes. Eneida Briceño fue como parte del movimiento Vente Venezuela, dirigido por la líder opositora María Corina Machado. Quiso marchar en solidaridad con los presos políticos y también porque considera que en el país hay un desgobierno que fomenta la injusticia. “Quisiera que toda Caracas estuviera aquí. Lamentablemente el miedo es libre”, señaló.
La mayoría de los que se trasladaron al punto acordado vistieron de blanco. Muchos tenían lentes oscuros y gorras para protegerse del sol. Otros usaban banderas de Venezuela en forma de capa. Los mensajes sobre cartón y tela también destacaron.

Con marcador negro en una mano y una pancarta que rezaba “Tibi, danos fecha”, María Eugenia Escalona caminó a toda prisa por la avenida Francisco de Miranda. Ella criticó la inseguridad que se vive en el país, que se violen los derechos humanos y la escasez de alimentos.

Unidad

A pesar del calor nadie se disgregó. Líderes de diversos partidos políticos ofrecieron sus discursos, incluso el movimiento estudiantil. Coincidieron en la necesidad de que para el próximo proceso electoral se presenten observadores internacionales como la Unasur, la OEA y la Unión Europea. También instaron a la población a mantenerse en la calle sin caer en violencia.

En un momento de la actividad los presentes corearon la pregunta: “¿Dónde está la MUD?”, en reproche por la distancia que tomó la organización de la convocatoria. “Censura es dictadura”, en relación a los medios de comunicación, “Democracia sí, dictadura no” y “Sí se puede”, fueron otras consignas que también tomaron fuerza.

Durante el acto, Freddy Guevara y David Smolansky, de Voluntad Popular, se raparon la cabeza en pleno escenario como un símbolo de apoyo a Daniel Ceballos.

Patricia de Ceballos, esposa del exalcalde preso, pidió fuerza y fe a los presentes. Dijo que la huelga de hambre que mantienen los presos políticos continuará hasta que se cumplan las exigencias del pueblo. “Este narcogobierno tiene secuestrado a mi esposo. Agradezco que gracias a la mediación de los presidentes Andrés Pastrana y Jorge Quiroga, lo pude ver”.

Lilian Tintori, esposa de López, aseguró: “Aunque el régimen de Nicolás Maduro pretende dividir al pueblo, no lo logrará. ¡Unidad, libertad y Democracia!”. También hizo un llamado a las mandatarias de Brasil, Chile y Argentina, para que “como mujeres” se manifestaran por la situación que vive el país.

Pidió a los presentes estar atentos al anuncio de próximas actividades pacíficas, que incluyen un día de ayuno en solidaridad con todos los que actualmente realizan huelga de hambre en el país.

 

escrito originalmente por Maria Victoria Fermin en EL NACIONAL