Nacional
Más de 30 mil citas se han solicitado para la compra de pesos en Táchira
Nacional

A tres días de haber comenzado las operaciones para comprar pesos en las tres casas de cambio autorizadas en la frontera tachirense, la demanda de solicitudes ha superado la oferta. Se estima, según trascendió por los mismos usuarios, que superan las cuarenta mil solicitudes; por supuesto, no solamente son ciudadanos del Táchira sino de todo el país, en virtud de que el registro fue abierto a nivel nacional.

Por: La Nación.

— ¿Usted va para Italcambio?

— Sí.

—¿Usted ya hizo la solicitud?

— Claro, hace dos días; yo vengo de allá, queda en la segunda planta.

— ¿Qué le dijeron?

— Que hay que esperar que llegue la cita, me dijeron que me la dan en una semana; yo la hice hace dos días, vine a averiguar el papeleo; ahorita voy a sacar los requisitos…

Conversaciones más o menos como esas se repiten en las adyacencias del Sambil e incluso en la entrada por la avenida Libertador, por donde llegan muchas personas directamente buscando a Italcambio, la casa autorizada por el Ejecutivo nacional para el cambio de bolívares.

A lo largo del camino, la situación es similar, el tema es el mismo y el contenido igual: “no abre la página de Internet”… “está colapsada”… “no sé si me sirve la declaración del Impuesto Sobre la Renta que hice el año pasado”… “cuáles son los requisitos…”

Aura Medina, quien iba corriendo, comentó: “voy a preguntar cómo se abre la página, no se puede meter uno, eso está colapsado y, de ‘ñapa’, hay un tipo que está cobrando 5 mil bolívares para poder entrar a la página de Internet, bajar la planilla y llenarla; para ellos sí está abierta; no entiendo”.

— ¿Dónde está?

— Allá afuera, está por ahí…

Ya en el nivel Avenida, quienes desconocen la ubicación de Italcambio no tienen que preguntar, pues la aglomeración de personas más allá de lo normal los lleva directamente a esa sede cambiaria. Claro, hay momentos en que quedan pocas personas, pues las que llegan, escuchan lo que dicen los funcionarios y se regresan.

“Cuando abra la página de Italcambio, toca la pestaña de arriba, donde sale ‘pesos’ y que dice ‘baja su cita’, y ahí está para solicitar; a mí ya me llegó”, le explicaba un usuario a una mujer, quien le replicó: “pero cómo hiciste, porque eso está muy supercongestionado”, a lo que le respondió: “porque no lo dejé para último momento, hice la solicitud de inmediato, porque apenas me avisaron, de una vez la página colapsó…”.

Y, quienes llegan, escuchan lo que están hablando los usuarios, así como lo que informan los agentes, que están en las afueras de esa casa de cambio, pues es interés de todos los que están en ese momento.

Espera larga

Y si quienes han acudido a la cita y cumplen los requisitos establecidos para comprar pesos en nuestra frontera venezolana se van satisfechos, la espera para quienes ya la tienen es “considerablemente” larga, al menos es lo que trascendió de la información que reciben los usuarios, y es que al parecer han llegado personas que les ha tocado, por ejemplo, la cita número 36 mil; es decir, estiman que superan las 40 mil, debido a que la data está abierta a nivel nacional.

Y es larga la espera porque solamente están pasando trece personas diarias con la cita; de acuerdo con las políticas del sistema, es decir, que en estos tres días apenas hay 140 usuarios que han logrado cristalizar su meta.

En cuanto a la página colapsada, se observó que hay personas que se van molestas por las respuestas, pues no son las que quieren oír, pues muchas van para averiguar los requisitos porque escucharon que venden pesos por los diferentes medios de comunicación impresos, radiales y televisivos, además de las redes sociales, pero no pueden abrir la página.

Entonces los operadores les dicen que “tienen que esperar que la página vuelva a fluir, porque sí hay personas que están ingresando, pero son muy pocas”. Recuerdan que la página se abrió a nivel nacional y estiman que hay veinte millones de personas, aproximadamente, que pueden realizar solicitar el cambio ingresando a la misma, incluso las personas naturales que no declaren y quieren averiguar.

Además responden igualmente que Italcambio está cerrando a las ocho de la noche, pero allí continúan haciendo las labores cotidianas.

Marina Sandoval Villamizar