Nacional
Médicos Unidos exige respuestas sobre situación de “presos de conciencia” por denuncias de tortura
Nacional

La ONG emitió un comunicado en el que “solicitamos el parte oficial e inmediato del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo así como la participación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y de todas las ONG Defensoras de los DDHH”

Caracas.- La ONG Médicos Unidos de Venezuela se pronunció ante las denuncias de posible tortura contra el doctor José Madulanda y otras docenas de personas acusadas de instigación al odio y traición a la patria por el Gobierno, considerándolos “presos de conciencia”, al tiempo que exigió respuestas sobre su estado.

“Solicitamos el parte oficial e inmediato del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo, así como la participación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y de todas las ONG Defensoras de los DDHH”, reseña el comunicado.

Lee también: Foro Penal denuncia detención de ocho militares y un civil “por motivos políticos”
Asimismo, dirigieron un mensaje a la población para exhortarla a defender los derechos humanos de los detenidos en las bases de las comunidades, regiones y en todo el territorio nacional “para clamar respeto y dignidad”.

“Hoy por hoy contamos entre las víctimas de violación de los DDHH en Venezuela a mujeres, adolescentes, médicos, estudiantes ciudadanos comunes, militares, comerciantes, extranjeros, demócratas y disidentes del gobierno. Hoy somos nosotros, mañana puedes ser tú. Unámonos en la defensa categórica y valiente por la libertad…  por los Derechos Humanos”.

Lee el comunicado completo a continuación:

Médicos Unidos de Venezuela

Pronunciamiento ante la violación sistemática de los Derechos Humanos de médicos y otras personas en Venezuela: A propósito de los Presos de Consciencia y el caso del Dr. José Marulanda.

En Venezuela continúa el incremento de expedientes en materia de denuncias sobre la violación sistemática de los Derechos Humanos y Civiles. Es alarmante para la nación y el continente que quienes deben garantizar y respetar estos derechos sean precisamente sus principales infractores: los cuerpos de seguridad nacional ante la mirada ciega y el silencio de las autoridades dispuestas para velar por estos derechos y de los representantes del gobierno del presidente Nicolás Maduro. En días recientes se sucedió la aprehensión y encarcelamiento del doctor José Marulanda, entre otras docenas de personas acusadas de instigación al odio y traición a la patria. José Marulanda, traumatólogo, especialista en cirugía de la mano y de origen colombiano, fue detenido arbitrariamente mientras transitaba “libremente”, para luego de unas horas de mutismo comenzaran a publicarse denuncias en las redes sociales acusando de ser sometido a torturas y tratos crueles y humillantes, propiciándole presuntas lesiones en su sistema auditivo y en sus manos, atentando contra el desarrollo de su profesión u oficio. No obstante, el 26/05/18, otras denuncias apuntan hacia una presunta tortura con electricidad. Estas denuncias realizadas por personeros del Foro Penal Venezolano, organización no gubernamental de loable labor en la defensa de estos “presos de consciencia”, suponen crímenes de lesa humanidad que no prescriben y pueden accionar a organismos internacionales y, por supuesto, los nacionales en Estados de Derecho y Democráticos.

La tortura se considera un crimen en el Derecho Constitucional e Internacional. Destruye la personalidad de la víctima y degrada la dignidad de la persona. Es un método opresivo de intimidación y control, cuya expresión está escalando en frecuencia y magnitud de las agresiones en nuestro país.

La Declaración Universal de los DDHH establece los Derechos violados a José Marulanda en los siguientes artículos:

1. “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles…” Art. 5.

2. “Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales, reconocidos por la Constitución o por la ley” Art. 8

3. Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado. Art. 9

4. “Toda persona tiene derecho, en condición de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial para la determinación de sus derechos…” Art. 10

5. “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de consciencia y de religión”. Art. 18

Nuestra organización exige a las instancias militares y civiles con autoridad pertinente que permitan la evaluación médica de estas personas y garanticen el respeto de sus derechos humanos y civiles.

Solicitamos el parte oficial e inmediato del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo, así como la participación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y de todas las ONG Defensoras de los DDHH.

Elevamos nuestro llamado a la máxima autoridad de la nación que es la sociedad civil y sus ciudadanos. Los exhortamos a defender enérgicamente los Derechos Humanos de todos nuestros hermanos venezolanos, a través de la organización en las bases de las comunidades, regiones y, finalmente, en todo el territorio nacional para clamar respeto y dignidad.

Hoy por hoy contamos entre las víctimas de violación de los DDHH en Venezuela a mujeres, adolescentes, médicos, estudiantes ciudadanos comunes, militares, comerciantes, extranjeros, demócratas y disidentes del gobierno. Hoy somos nosotros, mañana puedes ser tú. Unámonos en la defensa categórica y valiente por la libertad…  por los Derechos Humanos.

A los 26 días del mes de mayo de 2018

MÉDICOS UNIDOS DE VENEZUELA
Directorio Nacional

El Pitazo