Nacional
Monseñor Aldo Giordano: El Santo Padre quiere a Venezuela, quiere a su pueblo
Nacional

“Estoy aquí para comunicarles a todos ustedes el agradecimiento, la cercanía y la bendición del Papa Francisco, a quien represento en este hermoso país y ante el querido pueblo de Venezuela. Sientan el amor paternal del Papa. El Santo Padre quiere a Venezuela, quiere a su pueblo. Estoy seguro de que el Papa, Pastor Universal de la Iglesia, se sentiría como en su casa en este templo dedicado al Buen Pastor”.

Fueron las primeras palabras del Nuncio Apostólico en Venezuela, monseñor Aldo Giordano, al llegar a al Táchira para celebrar la fiesta de Pentecostés y consagrar el templo de la comunidad de Puente Real en honor al Buen Pastor, y en la tarde de este sábado elevar a Basílica Menor el templo de San Antonio del Táchira.

La Eucaristía la presidió el Nuncio Apostólica acompañado por el Obispo Diocesano, monseñor Mario Moronta, y un grupo de sacerdotes de la Diócesis de San Cristóbal, y los fieles que con gran alegría celebraron la presencia del representante del Papa Francisco en el Táchira.

“Un templo es, ante todo, un lugar donde vamos para escuchar a Dios que nos habla”, expresó monseñor Aldo Giordano en su homilía. Recordando también que la Palabra la ofrece el “Buen Pastor”, que “da la vida por sus ovejas, las cuidad con ternura, y le brinda cobijo y protección sobre todo ante el peligro”.

Insistió el representante del Papa en Venezuela que la “Palabra de Dios nos pide escuchar la voz Buen Pastor y seguirlo. Esto es el camino para reencontrar senderos de paz y de reconciliación en Venezuela y en tantas naciones del mundo”, expresó monseñor Aldo Giordano.

En la Consagración del templo del buen Pastor de Puente Real, el presbítero Joel Escalante párroco de la comunidad agradeció la presencia del Nuncio Apostólico e imploró la bendición del Santo Padre para la comunidad.

En esta ceremonia el Nuncio Apostólico consignó las vestiduras de “monseñor” como “Capellán de Su Santidad” al padre Feliciano Temiño que recientemente cumplió cincuenta años de vida sacerdotal.

En Sesión Solemne el Consejo Municipal de San Cristóbal entregó “Las Llaves de la Ciudad” a monseñor Aldo Giordano, en el acto el Obispo Mario Moronta enalteció la labor del Nuncio Apostólico en Venezuela.

En la tarde del sábado, también el Nuncio Apostólico preside la ceremonia de elevación a Basílica Menor del templo de San Antonio del Táchira, como un reconocimiento a la fe y labor pastor de la Iglesia en la frontera colombo venezolana.