Nacional
MUD: “El CNE y el Gobierno dividieron a la Unasur”
Nacional

Caracas.- El coordinador de la Comisión de Asuntos Internacionales del Comando de la Venezuela Unida-MUD, diputado al Parlatino, Timoteo Zambrano (UNT), afirmó que el Gobierno venezolano y el CNE enfrentan “un problema serio” ante la negativa de los países aliados en la Unasur a integrar una misión técnica de observación electoral, luego de que no han recibido de Venezuela respuesta a sus exigencias.

“No van a venir, no han conseguido un jefe de misión”, dijo Zambrano, quien calificó como “un hecho insólito” e “increíble” que la reacción de la Unión de Naciones Suramericanas tenga su origen en que el CNE se niegue a cumplir con las exigencias técnicas internacionales.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil anunció el 21 de agosto que declinaba participar en la misión de observación de la Unasur por no encontrar condiciones para realizar una “observación adecuada” y porque el CNE se demoró en autorizar acceso a “las diferentes fases del proceso electoral”. El brasileño Nelson Jobim se perfilaba para ejercer la presidencia de la misión de Unasur.

El portavoz de la alianza de oposición demandó al secretario general de Unasur, Ernesto Samper, que dé una respuesta a la situación planteada e ironizó sobre el silencio que ha guardado el funcionario, “que se apresura siempre” a emitir juicios sobre la situación venezolana. Asimismo, emplazó al Gobierno de Nicolás Maduro a que diga “qué quiere”, luego de que ya logró “implosionar a Unasur”.

Zambrano recordó que en agosto la Mesa de la Unidad envió al CNE una comunicación en la que, entre otras cosas, solicitaban que convocara a las partes involucradas en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre (PSUV y MUD) para que acordaran un mínimo de condiciones de observación electoral. Hoy, en rueda de prensa, ratificó la petición al CNE para que sean “facilitadores” de un encuentro, y precisó que dado lo avanzado del cronograma electoral no será posible contar con observación técnica de acuerdo a los estándares internacionales, ni cubrir la fase previa de campaña.

Indicó que a la coalición le importa mucho lo que suceda el 6 de diciembre y tienen “la convicción de que se pueda conseguir algún tipo de observación”.

Explicó Zambrano que, por ejemplo, los observadores internacionales pueden verificar el día de las elecciones las denuncias sobre el voto asistido y vigilar el cumplimiento de las auditorías a los cuadernos de votación, aspectos que la MUD y el PSUV pueden acordar conjuntamente en qué condiciones se realizarán. Sobre el voto asistido, afirmó que en las elecciones presidenciales de abril de 2013 se calculó que éste tuvo una incidencia de más de un millón de votos y que Nicolás Maduro fue proclamado ganador, por encima de Henrique Capriles, con una quinta parte de eso.

Aseguró Zambrano que la MUD contará con observación internacional, pero declinó ofrecer detalles sobre quiénes integrarán esa misión hasta tanto no tengan la confirmación de boletos aéreos. Dejó claro que según la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE) el CNE no puede impedir la visita de observadores invitados por la Unidad Democrática y debe limitarse a proporcionar la acreditación respectiva.

“Mientras más anulen la observación internacional, más estarán los ojos del mundo sobre Venezuela”, dijo Zambrano, quien dijo que la oposición no se opone a que vengan observadores de todas las tendencias políticas, incluyendo aliados ideológicos del oficialismo.

Insistió en que el Comando de la Venezuela Unida-MUD no aspira a una observación política. !Queremos una observación transparente, técnica e independiente”.

 

Con Información de: El Universal / Elvia Gomez