Nacional
MUD irá al diálogo con el Gobierno manteniendo su agenda de lucha
Nacional

La Mesa de la Unidad Democrática confirmó el inicio de un diálogo con el Gobierno Nacional como una nueva etapa de su lucha por restablecer el hilo constitucional de Venezuela. Reiteró que las movilizaciones de calle se mantienen en pie, contando con la garantía de que serán respetadas y se realizarán en paz.
Caracas.- El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, confirmó que se dio un primer avance para iniciar oficialmente el diálogo entre la oposición política y el Gobierno, esto luego de concretarse un encuentro con el enviado del Vaticano a Venezuela, Monseñor Emil Paul Tscherrig, junto a los expresidentes de gobiernos iberoamericanos autorizados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para lograr tal concertación.

En pronunciamiento oficial tras la reunión, Torrealba señaló que esta visita del enviado del Papa “se verifica en momentos muy tensos para el país (…), los hechos que se han registrado los últimos días han crispado aún más a la población”, aludiendo directamente a la suspensión del Referendo Revocatorio presidencial y la irrupción violenta de afectos al chavismo y al Gobierno en la sesión extraordinaria que realizaba este domingo la Asamblea Nacional.

Esto “es un ‘bálsamo’, no solamente para la MUD sino para todos los venezolanos la presencia del enviado personal del Papa Francisco”, mencionó el representante de la MUD.

El encuentro tuvo lugar en el Hotel Meliá, Caracas, y participaron los expresidentes de España, José Luís Rodríguez Zapatero;  Panamá, Martín Torrijos; y República Dominicana, Leonel Fernández, acompañantes del diálogo en Venezuela. Por el Gobierno los diputados del Bloque de la Patria, Elías Jaua, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y el ex embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton; por la oposición únicamente asistió Jesús Torrealba. Este último apuntó que con esto se da una nueva etapa en la “agenda” planteada los últimos días por la oposición para la restauración del hilo constitucional en el país.

“Es claro que hoy hay una agenda de la sociedad democrática, tanto en términos institucionales como en términos sociales, para lo que hemos denominado la restitución del hilo constitucional y la democracia plena en nuestro país”, dijo Torrealba.

Destacó que aprovecharon para plantearle al enviado del Papa la agenda informada al pueblo venezolano por la MUD, tanto el pasado viernes como en la sesión extraordinaria realizada ayer domingo por el Parlamento Nacional. “Tales planteamientos fueron recogidos por el representante del Papa y por los expresidentes e incorporadas esta preocupación en el comunicado que acaba de leer el sr. Paul Tscherrig”.

Como hecho resaltante agregó que solicitaron a los presentes interpusieran “sus buenos oficios” para que fuese garantizado en los días por venir el derecho constitucional a la manifestación pacífica en las calles.

“Esto fue recibido con beneplácito, y con la interacción que tuvimos con los representantes del Gobierno, incluso se llegó a un acuerdo positivo para integrar una comisión conjunta para garantizar que todas las movilizaciones que se realicen los próximos días en efecto se realicen en medio de un clima de paz”, aseguró el máximo vocero de la Unidad Democrática.

Por último, Jesús Torrealba dijo que es necesario resignificar la palabra “diálogo”. “El diálogo no puede seguir significando para algunos venezolanos ‘una estrategia del gobierno para ganar tiempo’. Tampoco puede significar para otros venezolanos ‘un mecanismo de la oposición para cercar al régimen’. No. Diálogo tiene que significar para todos los venezolanos un instrumento de lucha para construir un país mejor para todos. Las instituciones, la calle, son espacios de lucha. El diálogo también lo es”.

El enviado del Vaticano es el Nuncio Apostólico de Argentina y llegó el pasado sábado al país. Este anuncio del inicio de las reuniones de diálogo se hicieron el mismo día cuando se conoció que el presidente de la República Nicolás Maduro, fue recibido por el Papa Francisco en el Vaticano, Roma.

Yamileth Angarita/El Universal