Nacional
MUD: Toma de Caracas será para exigir 20%, RR y elecciones regionales
Nacional

“La demanda fundamental de la Toma de Caracas y de toda la lucha que vamos a desarrollar es el cronograma electoral, y este implica el 20 por ciento, el referendo revocatorio y las elecciones regionales en 2016”.

Nota de prensa

Así lo dejó claro el secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, en una rueda de prensa realizada este jueves con el propósito de informar al país sobre los objetivos políticos y el plan operativo de esta gran movilización nacional, inédita en la historia de Venezuela, convocada por la alianza partidista opositora para el 1 de septiembre próximo.

Torrealba aprovechó para desmentir tajantemente que se trate de una “marcha sin retorno”, como le preguntaron algunos periodistas presentes en el encuentro. “Una marcha sin retorno es una marcha sin destino, y recordemos quién invento eso: el ilustre Hermann Escarrá”, respondió.

“Tenemos una agenda clara y esto quiero subrayarlo, porque el gobierno está jugando con la incertidumbre para desmovilizar, para desmoralizar (…) Tenemos que poner claridad y precisión donde el gobierno quiere sembrar incertidumbre”, precisó.

En ese sentido adelantó que “el plato fuerte de la movilización del 1 de septiembre” será dar a conocer la agenda de lucha desde el 1 de septiembre hasta la recolección de las manifestaciones de voluntad del 20 por ciento, o más, del electorado venezolano, para respaldar la solicitud al Consejo Nacional Electoral (CNE) a fin de que convoque el referendo para revocar el mandato al presidente Nicolás Maduro.

Esa agenda de lucha se “dará a conocer al final de esa movilización, en el acto central donde nos vamos a concentrar. Esa presentación va a ser en el marco de la foto unitaria de todos los liderazgos, de todos los partidos, de todas las expresiones fundamentales de la Unidad Democrática”, indicó.

“Tal vez no estemos en los capítulos finales de esta telenovela, pero sí estamos en los momentos culminantes. Nos hemos calado todo este culebrón, pero ahora estamos asistiendo a su final”, aseguró al referirse a los 17 años de mal gobierno del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

En tal sentido explicó que la estrategia inmediata concebida por la Unidad prevé tres momentos determinantes. “El primero es el 1 de septiembre, cuando vamos a dar una demostración de la fortaleza inmensa de la Venezuela que quiere cambio; el segundo es la obtención del 20 %, que va a ser demoledor para el régimen, y el gobierno lo sabe. El tercero es el día siguiente al 20 %, cuando estaremos en una nueva situación desde el punto de vista político y social en Venezuela”, señaló.

Al ahondar sobre el segundo y tercer momento, reiteró que la Unidad luchará para que la recolección del 20 % por ciento se haga antes de la fecha “probable”, a finales de octubre, que indicó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena. “Pero si termina siendo en la última semana de octubre, de todas maneras hay tiempo (para que el RR se haga en 2016, porque) en el nuevo marco que va a tener este país si obtenemos el resultado que queremos obtener, que es mucho más del 20 %, habrá una situación política que destrancará los obstáculos ilegales que han sido colocados y que permitirá que se realice el RR y el cronograma electoral completo en el marco de este año”, aseguró.

“Esa es nuestra pelea y ojo: esta pelea, esta lucha por el cambio político urgente en 2016 no es un tema de capricho, no es un tema con el que alguien se haya obsesionado. El punto es que esta crisis política se da en el marco de una crisis social muy profunda y los tiempos del hambre son muy distintos”, apuntó.

“Nosotros no queremos que este país sea víctima de un pavoroso incendio económico y social. Queremos construir una Venezuela de la que nadie se quiera ir y a la que todos puedan regresar, y para eso necesitamos construirla sobre esta base que puede ser muy precaria, pero no queremos más escombros (…) Para que esto no pase a una fase aún más dolorosa para el pueblo, es necesario el cambio político urgente”, comentó.

“El país está harto del gobierno y de Maduro, y cuando digo el país me refiero, incluso, hasta a esos compatriotas que hasta hace poco tenía una relación afectiva, cercana y hasta clientelar con el gobierno. Este ya no es un país polarizado sino un país unido en función del cambio político enfrentando a una cúpula que se resiste con ferocidad irresponsable”, agregó.

Torrealba también subrayó los anuncios hechos por organizaciones estudiantiles de 36 universidades del país y de 18 organizaciones y movimientos sociales en respaldo a la movilización, con lo cual, dijo, se está conformando una alianza social por el RR. “Esto ya escaló y está mucho más allá de la frontera de los partidos. Esto es una movilización de la nación venezolana”, señaló.

En paz y por la paz

Al ser consultado sobre la posibilidad de que la Toma de Caracas degenere en hechos de violencia, Torrealba aprovechó para responder a Freddy Bernal, dirigente del PSUV, quien cuestionó la movilización alegando que lo que pretendía la Unidad era repetir “otro Caracazo”.

“¡Pónganse de acuerdo! El oficialismo es el que tiene 17 años glorificando y celebrando el Caracazo como si fuera una gracia o una fiesta nacional. De hecho, Freddy, te invito a que vayas a Guarenas, donde todavía se ven las vallas que dicen `esta es la cuna de la revolución ´”, apuntó, en primer lugar, el vocero de la MUD.

“En segundo lugar, Freddy, esa declaración la hiciste desde Cumana, donde hace apenas unas semanas hubo unos saqueos masivos que diezmaron el comercio de esa ciudad, y a ti te mandaron a investigar lo que había pasado allí y todo el país sabe lo que descubriste: que los capos de esos saqueos eran del oficialismo ¿Entonces, quién está detrás de la violencia? ¿Quién está detrás de los saqueos? Ustedes”, agregó.

“Métanse esto en la cabeza: el 1 de septiembre va a ser una manifestación gigantesca en paz y por la paz”, aseguró Torrealba, aclarando, no obstante, que es al Estado al que le corresponde la responsabilidad de garantizar la vida y la seguridad de las personas y de sus bienes.

“Es al Estado al que tenemos que reclamarle que cumpla con esa responsabilidad. Y para garantizar que la cumpla, nos hemos movilizado dentro y fuera del país. Por eso solicitamos a la Organización de Estados Americanos (OEA) que haya veeduría internacional sobre la marcha de 1 de septiembre y sobre la segunda etapa del proceso para el RR”, indicó.

“Estamos conscientes de que el gobierno apuesta a la violencia porque sabe que va a perder en cualquier escenario electoral. Hasta las encuestas de Oscar Schemel (de la firma Hinterlaces, oficialista) revelan que el gobierno pierde de calle cualquier escenario electoral, por eso ellos prefieren cualquier aventura y por eso coquetean con la violencia”, apuntó.