Nacional
Nicolás Maduro dijo que la estabilidad económica no llegará rápido a Venezuela y mandó al FMI “al carajo”
Nacional

CARACAS.- El presidente Nicolás Maduro advirtió el sábado que la estabilidad económica no llegará de la noche a la mañana a Venezuela y rechazó enérgicamente la presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el país sudamericano.

Maduro está en campaña para su reelección en los comicios del 20 de mayo, cuando naciones extranjeras han dicho que no reconocerán los resultados porque consideran que las elecciones son poco justas al no brindar total participación a los opositores, encarcelados o impedidos legalmente de postularse.

El 4 de junio deberán a comenzar a circular nuevos billetes luego de la orden de Maduro, a mediados de marzo, de eliminar tres ceros a la moneda local, el bolívar.

Esa reconversión monetaria “tengo gran fe que forma parte de un conjunto de medidas para estabilidad, para paz económica, eso no va a venir de la noche a la mañana, quiero hablarle claro al pueblo”, dijo Maduro en el acto transmitido por la televisora nacional desde el estado de Aragua.

Es la primera vez en meses que el mandatario socialista admite que cualquier proceso de recuperación de la economía venezolana tomará su tiempo.

“Todo lo que estamos haciendo y vamos a hacer después del 20 de mayo, va a ir sumando a una situación para lograr crecimiento, estabilidad, prosperidad y paz económica”, añadió el mandatario, sin ofrecer otros detalles sobre como corregir los desequilibrios en las cuentas de la nación.

Añadió que no le importan los pronósticos y advertencias del Fondo Monetario Internacional sobre la economía de Venezuela, que posee una de las mayores reservas del crudo del mundo.

“Nos tiene sin cuidado, Venezuela es independiente del Fondo Internacional, que se vaya ‘al caralho’ (carajo), le diría yo en portugués, no los queremos en Venezuela, no nos importa el Fondo Monetario, son los sicarios del mundo”, agregó.

Maduro dijo que espera que naciones europeas “recapaciten” sobre la negativa a reconocer los resultados electorales en Venezuela, sumergida en la hiperinflación, la escasez de productos básicos y medicinas, así como servicios deficientes y una profunda recesión.

El principal rival de Maduro, el exgobernador Henri Falcón, anunció por su parte en el estado petrolero de Zulia, en el occidente venezolano, que su vicepresidente será el socialdemócrata y excandidato presidencial Claudio Fermín.

En Venezuela, el vicepresidente no es elegido por voto popular en la misma formula del jefe de Estado, sino que es designado por el mandatario.

Agencia Reuters/lanacion.com.ar