Nacional
No puede regalárseles al gobierno espacios que luego hagan más difícil la lucha
Nacional

Solicitamos a quienes en la escena internacional apoyan las luchas del pueblo venezolano, extremar su precaución al inmiscuirse en debates internos a la oposición venezolana y no promover tesis abstencionistas que no defendieron en sus propios países en situaciones similares

 El Comité Operativo de la ong Foro Cambio Democrático, ante la presente coyuntura política y electoral, quiere pronunciarse en los siguientes términos:

 

  1.  Ratificamos nuestro absoluto compromiso con la ruta democrática, esto es, civil, pacífica, electoral y democrática, para lograr el cambio político que Venezuela reclama y necesita.

 

  1. Subrayamos que la ruta democrática tiene entre sus definiciones estratégicas dos que queremos destacar:

 

  • Cree en un proceso progresivo de acumulación de fuerza no sólo política y electoral sino social, cultural, e institucional, hasta tener la capacidad real de lograr imponerse al partido/Estado que por definición abusa del poder sin escrúpulo alguno.

 

  • Cree que la vía privilegiada para transitar esa ruta es la electoral.

 

  1. Invitamos a los demócratas de Venezuela a votar, más allá de las erróneas decisiones adoptadas por algunos partidos en el sentido de no participar en las próximas elecciones municipales. Estamos hoy más convencidos que ayer de que no es absteniéndonos como ganaremos esta lucha, y que resulta un crimen y una insensatez regalarle al gobierno espacios que luego harán más difícil confrontarlo.

 

  1. Rechazamos el peregrino argumento según el cual esa abstención se justificaría en la decisión de iniciar una lucha por el cambio en las condiciones electorales de cara a las elecciones presidenciales. Nos parece peregrino y falaz por varias razones:

 

  • Porque comunica la idea según la cual mientras esas condiciones no cambien, no volveremos a participar en ningún proceso electoral: si no cambian esas condiciones (lo que no es para nada improbable), ¿con qué autoridad invitaremos a votar cuando disputemos en pocos meses la presidencia de la república?

 

  • Porque al entregar centenares de posiciones institucionales (como es el caso hoy de muchas alcaldías que se perderán debido a tal absurda decisión y como ha sido el caso de la gobernación del Zulia) se debilita de antemano la lucha que quiere propiciar: ¿no se habría luchado en mejores condiciones por el cambio en las condiciones electorales y por la presidencia de la república con cinco gobernaciones y cien alcaldías que sin ninguna?

 

  • Porque si estamos luchando contra un régimen autoritario de característica neo-dictatoriales, resulta poco menos que ingenuo pedirle que deje de echar mano de la práctica totalitarista de poner todas las instituciones y normas al servicio de su perpetuación en el poder: es como decir que lucharemos contra la neo-dictadura si ésta deja de serlo, lo cual es un contrasentido.

 

  • Y, finalmente, porque pretende adjudicar toda la explicación de la derrota de la oposición en las recientes elecciones regionales al ventajismo y al abuso de poder y elude (hasta el punto de que muchos voceros de los partidos ya silencian) la responsabilidad de la oposición debido a sus propias atrofias estructurales y a sus errores estratégicos: de esta suerte, se esquiva la necesaria autocrítica que debería sanamente practicar una dirección que antes de las elecciones regionales nos condujo a una línea extremista de todo o nada que por una parte sirvió de caldo de cultivo al abstencionismo militante que tanto daño hizo en las elecciones regionales recientes y de estímulo al abstencionismo espontáneo debido al desencanto de una derrota de la calle violenta que era fácil anticipar.

 

  1. Constatamos en este sentido que es obstáculo importante aunque no decisivo en dicha ruta el uso y abuso del sistema electoral en beneficio de la minoría que detenta el poder y en desmedro de la inmensa mayoría democrática: importante porque -¿qué duda cabe?- consigue desmejorar la expresión electoral de la oposición; no decisivo porque si lo fuera, sería imposible explicar victorias tan importantes como las del Zulia y Táchira donde ese uso y abuso fue desmedido. Por cierto, y dicho sea de paso, para conseguir mejorar las condiciones electoral en las que habrá que disputarse la presidencia de la república, se requiere con decisión participar ya de un proceso de diálogo, negociación y acuerdo con el gobierno: resulta curioso que por una parte se levante la consigna de una reforma electoral democrática y por la otra se rechace todo tipo de diálogo entre el gobierno y la oposición. En lo que al Foro CD respecta, volvemos a expresar nuestro respaldo a todo proceso de negociación y acuerdo.

 

  1. Expresamos nuestro absoluto convencimiento de que, como lo hemos demostrado, es posible ganar a pesar del ventajismo y del abuso de poder del partido/Estado. De eso precisamente se trata. En vez de preguntarse tanto y tan plañideramente por qué perdimos en 18 estados, los partidos deberían preguntarse por qué ganamos en Zulia, Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, porque en esos estados se demostró que sí era posible obtener por encima de los obstáculos la victoria que el país y el mundo esperaban de nosotros. ¿O es que allí no hubo ventajismo y abuso de poder? Algo hicimos mal y de nada sirve excusarnos tras el ventajismo y el abuso de poder de un adversario caracterizado por un exceso de falta de escrúpulos. Va siendo hora que los partidos admitan su responsabilidad y que los promotores del abstencionismo, al que se deben al menos varias de las derrotas sufridas, asuman sus culpas.

 

  1. La ong Foro Cambio Democrático anuncia que respaldará en todo cuando esté a su alcance a quienes se han postulado para las próximas elecciones de alcaldes y, con valentía y coraje, han decidido rechazar la errónea estrategia partidista de llamamiento a la abstención. Así mismo felicita a los partidos que, con reciedumbre, decidieron participar. Junto a la calle pacífica, social y útil, y junto a la presión de las instituciones democráticas internacionales, el voto es un instrumento privilegiado de lucha.

 

  1. Respetuosamente solicitamos a todos los que en la escena internacional apoyan solidariamente las luchas democráticas del pueblo venezolano, extremar su precaución al inmiscuirse en los debates internos a la oposición venezolana y no promover tesis abstencionistas que no defendieron en sus propios países en situaciones similares. En este sentido, nos ha preocupado la opinión recientemente hecha pública por Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos, por lo que hemos resuelto hacerle llegar el texto de la presente declaración.

 

 

Por el Comité Operativo del Foro Cambio Democrático: Jorge Lepage, coordinador nacional del Foro y exsecretario de la MUD/Anzoátegui; Enrique Ochoa Antich, exdiputado y exsecretario de la MUD/Social; Ricardo Ríos, delegado al Consejo Universitario de la UCV; Gustavo Hernández, exdiputado del PPT al Parlatino; Bruno Gallo, exsecretario MUD/Vargas; Luis Felipe Milano, exsecretario MUD/Barinas; Douglas Zabala, escritor y exmiembro Comisión de Estrategia MUD/Zulia; Édison Martínez, exjefe de comando MUD/Lagunillas; Víctor Baptista, exconcejal Aragua; Luis Martínez, exdiputado Sucre y coordinador programa MUD; Máximo Blanco, exsecretario MUD/Guárico; Yimi Longa, empresario; Rafael Curvelo, secretario Alternativa 1/Caracas; Rafael Mac Quhae, exviceministro de Cordiplan; Leonardo Morales, exdiputado Miranda.

 

 

1 de noviembre de 2017