Nacional
Nuevo cono monetario trae los ceros de la hiperinflación escondidos por el BCV
Nacional

La propuesta de un nuevo cono monetario fue presentada por el Banco Central de Venezuela hace tres meses, de acuerdo con fuentes vinculadas al área financiera.

El economista Alexander Guerrero señala que si el Ejecutivo se decidió por una nueva familia de billetes es porque prevé que los precios seguirán en constante alza.

El analista, que fue uno de los primeros en advertir hace poco más de tres años que Venezuela se dirigía hacia una hiperinflación, observa que un cono nuevo puede traer la intención de indexar los salarios cada dos meses.

Según la información publicada por Wall Street Journal, el gobierno ordenó la impresión de billetes de Bs 5.000, Bs 10.000 y Bs 20.000. Guerrero señala que el cono monetario es una fórmula que dice cuál es el movimiento de los precios, cómo está la demanda y el uso que se le da al billete. De esta manera, asegura que “el cono monetario  determina el número de billetes, su denominación y su circulación. El BCV llegó a discutir la necesidad de un billete de Bs 1.000, pero probablemente ya esté desfasado porque el dólar en el mercado paralelo está por encima de los Bs 1.500″, dijo a El Estímulo.

La versión de Wall Street Journal señala que el contrato para imprimir los nuevos billetes se firmó con las empresas Crane Currency, de Estados Unidos y la británica Thomas De La Rue, con esta última se alcanzó luego que el gobierno terminara de cancelar la deuda que mantenía con la compañía por la impresión de billetes de Bs 50 y de Bs 100, dicen fuentes cercanas a la operación.

“Hay que producir muchos billetes porque la inflación te lo va comiendo y lo va haciendo inútil en la medida que una hiperinflación sea violenta. Necesitarás más papel moneda”, indica Guerrero.

“La moneda está envilecida y eso ocurre en situaciones de hiperinflación. Los billetes agarran denominaciones con muchos ceros que son los de la hiperinflación”, puntualizó el economista.

El poder de compra de la moneda se ha perdido al paso de erradas políticas económicas que no atacan las causas de la inflación sino sus consecuencias, sin resultados favorables.

De acuerdo con Econométrica, desde finales de 2015 entre 60% y 70% de los billetes nuevos correspondían al del Bs 100, el de más alta denominación en la economía, que representa $0,06 calculado en función del dólar en el mercado paralelo.

Al cierre de septiembre, la pieza de Bs 100 representaba 46,4% del total de los billetesen circulación (10 mil 594 millones), mientras que en 2008 era apenas 4,2%.

El economista y diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, dijo en entrevista a El Universal, que el billete de Bs 100 ha perdido 99% de su valor desde el momento de su salida al mercado en enero de 2008.

La tardanza en emitir una nueva familia de billetes y el no querer reconocer los factores que provocan la inflación hacen que ahora los billetes tengan que ser de denominaciones que hacen palidecer el actual cono monetario.

Analistas coinciden en que la inflación este año cerrará sobre 500%, sin embargo el Fondo Monetario Internacional proyecta 720%.

El nuevo papel de mayor denominación -de Bs 20.000 según la versión de WSJ-, equivale a unas 200 veces el valor del más alto hoy día de Bs 100. “El nuevo cono monetario trae los ceros escondidos de la hiperinflación por el BCV”, apunta Guerrero.

El Estimulo