Nacional
Obama engrosa la lista de funcionarios sancionados
Nacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, impuso sanciones contra siete funcionarios del Gobierno de Venezuela, al declarar al país “una amenaza para la seguridad nacional y la política exterior estadounidenses”, con lo que se prevé en adelante mayores medidas de este tipo, aseguró un exasesor del Senado.

 

La Casa Blanca responsabiliza a estos altos cargos, cinco de ellos militares, y por primera vez una fiscal, de violar los Derechos Humanos durante las protestas que se vivieron en el país a partir de febrero de 2014.

 

Las medidas autorizan al Departamento del Tesoro a congelar los bienes de estas personas en EEUU, que además no podrán ingresar a ese país.

 

Es la primera vez que se difunde con nombre y apellido los venezolanos sancionados por los sucesos de 2014.

 

Con estos siete funcionarios ya totalizan 40 los miembros del Estado venezolano que han sido sancionados por Washington desde 2006 por delitos como el apoyo a grupos terroristas y vinculación con narcotráfico.

 

Obama responde de esta manera a las últimas medidas tomadas por el presidente Nicolás Maduro, el 28 de febrero pasado, en las que ordenó reducir la presencia del personal diplomático estadounidense en Venezuela; creó una “lista antiterrorista” que incluye a políticos norteamericanos, además de la imposición de visas a ciudadanos de ese país, advirtiendo que la Casa Blanca prepara un golpe de Estado.

 

En los últimos siete meses Obama ha dictado sanciones por un caso concreto como lo es “violación a los Derechos Humanos” en Venezuela, pero esta nueva lista se enmarca en la declaración de “emergencia nacional” para enfrentar la situación de Venezuela, que considera una “amenaza a la seguridad nacional” de EEUU.

 

Durante los seis años de Gobierno de Obama, siete países han sido catalogados como amenaza a la seguridad nacional: Ucrania, Rusia, Sudán del Sur, Somalia, Siria, Yemen y República Centroafricana, recordaba Carl Meacham, exasesor de la Comisión de Política Exterior del Senado de EEUU.

 

“Esta decisión lo que hace es mostrar claramente que los desafíos que se están dando en Venezuela, en cuanto a economía y política, tiene implicaciones no solo de carácter internacional, sino de tipo doméstico que ponen en riesgo la seguridad estadounidense, y por ende “se tomarán medidas para evitar futuras crisis”, dice Meacham.

 

El experto prevé que se generen desde ahora “más sanciones contra funcionarios clave del Gobierno”, algo que también asomó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, quien dijo ayer que los siete sancionados son solo una “primera porción” de los afectados por el decreto.

 

escrito originalmente por Frank Lopez Ballesteros en El UNIVERSAL