Nacional
Obispos de Colombia y Venezuela urgen a Maduro y Santos a que se reúnan
Nacional

Por instancias de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (Celam), obispos de Colombia y de Venezuela sostuvieron este jueves un encuentro en Bogotá, donde acordaron urgir a los mandatarios de ambas naciones, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, a sostener un encuentro pronto para buscarle una solución a la crisis creada en la frontera por el Decreto 1.950, que impuso el estado de excepción en el Táchira y motivó la deportación de centenares de colombianos.

Destacaron en sus intervenciones la tradición de “frontera viva” entre Táchira y el Norte de Santander.

Los prelados dejaron claro que ofrecen su concurso desde ambas fronteras para contribuir a la resolución del conflicto y garantizar la atención de los afectados, porque “la iglesia es una sola”.

Monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo de la Arquidiócesis de Tunja y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, expresó que ambos mandatarios deben encontrarse “cuanto antes para hablar de este problema y superar todas las dificultades que llevan a una mayor división (…) Hay que volver a la integración de las dos economías y de las dos vidas sociales de todas las familias, para que se construya un futuro de unidad y no de división, y mucho menos de confrontación”, dijo en rueda de prensa, acompañado por monseñor Víctor Manuel Ochoa, obispo de Cúcuta.

Por Venezuela hablaron el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Diego Padrón, arzobispo de Cumaná; monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal y monseñor Roberto Lúckert, arzobispo de Coro.

Padrón calificó el encuentro como “un esfuerzo de discernimiento y análisis sobre situación fronteriza” y alertó que “esta dolorosa situación no puede continuar desarrollándose y llegar a una situación de crisis humanitaria”.

“Nosotros, con nuestra actuación conjunta, queremos hacer un llamado a los dos presidentes de nuestros países y al pueblo de nuestros países, y especialmente a los católicos, para entender que la situación tiene que transformarse en la búsqueda de una superación de los problemas humanos y volver a institucionalizar una relación cordial y lógica, natural, que se da en esta zona fronteriza”, dijo Padrón.

Moronta recordó que con el obispo de Cúcuta, desde el puente binacional “Simón Bolívar”, instaron a a Maduro y a Santos a encontrarse.

“Pedimos a los presidentes Santos y Maduro que se encuentren e inicien diálogo y caminos de solución para que nuestra frontera sea lo que siempre ha sido: una cultura de integración”, dijo Moronta.

Monseñor Lückert calificó como “una torpeza política del Gobierno venezolano” la situación creada en la frontera y recalcó que de con esa “tristeza y agresión” deben construir algo positivo. “Ante ese hecho tenemos que buscar soluciones a la frontera con los dos gobiernos, no para insultarse, no para excluirse, sino para buscar el beneficio y el bienestar a los pueblos de la frontera. Porque política no es encaramarse en una tarima a dar un discurso, la mejor definición de la política es trabajar por el bienestar de los pueblos, y el objetivo, tanto del gobierno de Maduro como del gobierno de Santos, es trabajar por el bienestar de los pueblos, no enfrentarnos”.

Monseñor Ochoa, destacó el encuentro de los prelados como “un momento de concordia y de paz”.

“La iglesia ha sido sembradora de amor y de caridad en estos días, pero quiere sembrar paz. Creo que de esta reunión de hermanos surge un llamado a sembrar paz y reconciliación a buscar el encuentro de nuestros presidentes para que ellos en sus responsabilidades altas que les han sido confiadas, puedan llevar a Colombia y Venezuela por los caminos de la fraternidad, que son los caminos de la historia”, dijo el obispo de Cúcuta.

Fuente: Elvia Gomez – El Universal