Nacional
OEV sobre fecha de presidenciales: “evidencia nuevamente el sesgo político” del CNE
Nacional

La organización explica que esta anticipación de elecciones en una “clara violación de las reglas”, atiende a “una solicitud de la Asamblea Constituyente y no por el CNE, tal y como lo señala la ley”

Observatorio Electoral Venezolano (OEV) afirma que con la anticipación de la elecciones presidenciales se repite “el inusual patrón estrenado en los comicios celebrados en 2017”, y advierte que es posible que esta cuente con poca participación por falta de confianza en el proceso.

El pasado 7 de febrero el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a elecciones presidenciales para el 22 de abril de 2018. Fecha que aparecía en el documento redactado tras las conversaciones en República Dominicana, “acuerdo” que la oposición no firmó por ser “poco justo”.

“El 22 de abril, esto es dentro de 74 días, un lapso extremadamente corto, que repite el inusual patrón estrenado en los comicios celebrados en 2017 y que contrasta, así mismo, con los diversos procesos electorales que se llevarán a cabo este año en diversas partes de América Latina, ninguno de los cuales ha sido convocado con menos de nueve meses de anticipación”, señala en un comunicado.
La organización afirma que “La decisión anunciada por el CNE evidencia nuevamente el sesgo político del árbitro electoral. La fecha escogida y el tiempo determinado para llevar a cabo el proceso dificultan la posibilidad de tener una elección en igualdad de condiciones”.

Recuerda que esta anticipación de elecciones en una “clara violación de las reglas”, atiende a “una solicitud de la Asamblea Constituyente y no por el CNE, tal y como lo señala la ley”.

La Asamblea Constituyente es una instancia impuesta desde el Gobierno nacional, que tiene carácter ilegal debido a su origen presidencialista, la consulta propuesta por Nicolás Maduro no fue ratificada por el pueblo, donde reside la soberanía, como dicta la Constitución vigente.

Advierte que apurar los tiempos impide considerar “importantes aspectos”, tales como la selección de nuevos miembros de mesa y escogencia de los organismos electorales subalternos en sorteos públicos; el despliegue de jornadas extraordinarias de inscripción y actualización en el Registro Electoral; mantenimiento de las máquinas de votación y la realización apropiada de auditorías técnicas; y la organización de misiones internacionales de calidad, “aspecto muy relevante para generar la necesaria confianza nacional e internacional”.

Por último, resalta que es posible que los venezolanos se abstengan de participar, ya que el proceso no se ve confiable.

“Una elección que comience de esta manera debilita la alternativa de una consulta transparente y creíble, mediante el ejercicio libre del derecho al sufragio, como vía para zanjar de manera democrática y pacífica, las presentes dificultades nacionales”.

Tal Cual