Nacional
Omar Ávila: inflación en el país es genocida
Nacional

Omar Ávila, Secretario General de Unidad Visión Venezuela, aseguró que el anuncio de los índices de inflación de abril y mayo por parte del Banco Central de Venezuela son el verdadero rostro de un gobierno que prefiere aferrarse al poder antes de trabajar por el bien de todos los venezolanos.

 

“Al ver que la inflación de mayo de 2013 a mayo de 2014 se ubica en 60,9 por ciento, entendemos que a pesar de las justificaciones más ilógicas, tenemos una gestión de gobierno fracasada, desacertada en materia económica, que se basa en exprimir al pueblo para mantenerse en el poder tras haber despilfarrado los ingresos más importantes que ha tenido el país”, sostuvo el líder político, para quien la situación financiera se traduce en un genocidio paulatino para los venezolanos.

 

Sostuvo el vocero de Unidad Visión Venezuela que a pesar de saber que las cifras que ofrece el sector oficial suelen estar “maquilladas” para hacerlas parecer menos graves de lo que en realidad son, dejan claro que el aumento salarial que aprobó el gobierno es insuficiente para los trabajadores.  “No sólo se incrementó exclusivamente el salario mínimo sin considerar el resto de la tabla, sino que además a simple vista es claro que un 60 por ciento que es el incremento de precios, es mucho mayor que el 40 por ciento de aumento de sueldo, esa plata ya es sal y agua en nuestras manos”, sentenció.

 

Expresó también Ávila que los alimentos y el transporte son los rubros en los cuales se percibe una mayor inflación, con lo cual se afecta directamente a las clases más populares que cada día ven más comprometido incluso la compra de sus alimentos y el traslado a sus puestos de trabajo. “El venezolano promedio tiene cada vez más dificultades para comprar su comida, no sólo por los elevados costos, sino además por la escasez, de la cual esta vez no habló el Banco Central de Venezuela. Esta realidad que hemos venido manejando nos va consumiendo”, dijo, al agregar que todos los días los ciudadanos observamos los anaqueles y no necesitamos información sobre cuáles productos están fallando o quedan inexistentes.

 

Mencionó que la escasez no sólo aqueja al rubro alimenticio, sino otros de igual sensibilidad, como el de las medicinas “lo cual ha generado incluso muertes por falta de tratamiento”.

 

Omar Ávila señala con preocupación la ausencia de toma de medidas para corregir el acelerado incremento de precios en el país, dice que el gobierno en un clima polarizado y de confrontación política no puede aplicar los correctivos necesarios para mejorar los índices económicos. “Cualquier medida necesaria implica apretarse el cinturón, es inaplicable porque no cuenta con una estabilidad social ni política, y eso hace que se corra la arruga y se siga yendo el país por un barranco en donde los ingresos se dilapidan con base a las necesidades partidistas o las alianzas internacionales, y se castiga más aún a los venezolanos que no tienen como asumir esta ola de inflación desmedida”, sostuvo.

 

Considera que la expectativa inflacionaria de este año es verdaderamente alarmante si se toma en cuenta que durante los primeros cinco meses se ubicó en 29,5 por ciento y aún está programado un nuevo aumento de precios en la tarifa del transporte. “El BCV que ahora aguanta sus cifras por meses, no las entrega completas, se parece cada vez más a otras instituciones que dejan de publicar información para tratar de esconder la ineficiencia y su fracaso, como pasó en 2003 cuando se tomó la decisión de no informar sobre los índices de homicidios en el país”.

 

Nota de prensa